Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Niños sin padres: ¿qué puedes hacer para ayudarles?

niños sin padres

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Según datos de ACNUR de 2017, el 72% de todos los niños que han llegado a Europa están solos. En el informe Tendencias Globales – Desplazamiento forzado 2017, se refleja que en ese año se registraron 173.800 menores no acompañados.  

45.500 menores no acompañados o separados solicitaron asilo individualmente, según informaron 67 países. A ellos se suman 138.700 registrados en 63 operaciones de ACNUR.

New Call-to-action

La mayor parte de las solicitudes de asilo las realizaron menores de entre 15 y 17 años. El país donde se presentaron más solicitudes fue Italia, donde la cifra de solicitudes aumentó un 68% respecto a 2016.

No obstante, ACNUR comenzó a recopilar estos datos recientemente, pero para conocer los datos reales es necesaria la ayuda de los países y de otras organizaciones, por lo que es posible que las cifras sean mayores.

En junio del año pasado en el barco Acuarius que llegó a Valencia, viajaban 629 refugiados y migrantes, entre los cuales había 123 niños que viajaban solos.

¿Quién son los menores no acompañados y por qué se desplazan?

Se considera menor no acompañado a una persona con una edad inferior a 18 años que se encuentra separada de ambos padres y no está bajo la custodia de ningún adulto.

Ante la falta de la protección de sus padres o de un familiar, los niños sin padres se encuentran entre las personas más vulnerables y corren el riesgo de sufrir explotación y abusos.

El desplazamiento de estos menores se puede deber principalmente a dos causas que son las siguientes:

  • Conflictos y guerras en su país de origen.
  • Desastres naturales.

Las historias de los niños sin padres

Los niños sin padre no son tan solo cifras, son historias reales de niños que han vivido situaciones muy complicadas.

Kenyi es un niño de 17 años que, junto a sus hermanos y hermanas menores, está entre los 5.000 niños provenientes de Sudán del Sur que tuvieron que huir de la guerra y refugiarse en Uganda. Inicialmente les acompañó su tío durante el viaje, pero luego decidió volver y los menores continuaron solos el viaje.

En países como Myanmar, muchos niños también se han visto obligados a huir solos. Es el caso de Umme Salma y su hermana de cuatro años, que perdieron a sus padres en una oleada de violencia.

Eduardo con 16 años vio cómo una pandilla quemó su casa  en Colón (Honduras) y decidió que era el momento de huir junto a sus primos. Cruzaron a Guatemala y se unieron a la caravana de refugiados y migrantes para llegar a México. Finalmente le permitieron la entrada en México y pudo presentar su solicitud de asilo.

La historia es parecida en otros países como Etiopía donde los niños son reclutados como trabajadores forzosos o esclavo sexuales.

¿Qué hace ACNUR y cómo puedes ayudar?

ACNUR trabaja para ayudar a los niños sin padres dándoles comida, refugio y educación. Si quieres contribuir para que estos niños sin padres tengan un futuro puedes hacerlo de varias formas:

  • Haciéndote socio de ACNUR. Elige qué cantidad deseas abonar y cada cuánto tiempo.
  • Haciendo una donación puntual. Tú estableces la cifra.
  • Compartiendo los llamamientos y mensajes de ACNUR en tus redes sociales, para darles una mayor difusión.

Apoyar y dar una esperanza a los niños sin padres requiere concienciarse de la situación y ponerse en acción lo antes posible.

Puedes hacer un donativo para los menores no acompañados o descargar nuestra guía para niños sobre «La crisis de los refugiados».

New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

""" """