Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Cómo combatir la pobreza infantil en el mundo

pobreza infantil en el mundo

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

En África, dos de cada tres niños son pobres y extremadamente vulnerables debido a conflictos, inestabilidad o situaciones de emergencia humanitaria.  Sin embargo, este problema no es una realidad tan lejana, porque en España, según el Informe de Unicef La infancia en España. El impacto de la crisis en los niños, casi 2,2 millones de niños viven por debajo del umbral de la pobreza.

¿Qué consecuencias tiene la pobreza infantil?

La pobreza infantil tiene consecuencias muy graves en los niños, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Enfermedades. La pobreza dificulta el acceso al saneamiento y al agua potable, y se pueden contraer diarrea o cólera, entre otras enfermedades.
  • Desnutrición. Según datos de la OMS, alrededor del 45 % de las muertes de menores de cinco años tiene que ver con la desnutrición. Además de lo anterior, según datos de ACNUR, solo uno de cada diez niños desnutridos recibe el tratamiento nutricional que podría salvarle la vida.
  • Reclutamiento forzoso. En los países en conflicto los niños corren el riesgo de ser reclutados forzosamente por bandos enfrentados o como esclavos sexuales.
  • Matrimonios de niñas. Según datos de ACNUR, cada tres segundos, una niña es obligada a casarse. Estas situaciones suelen producirse como consecuencia de la pobreza y de la necesidad de medios de vida. En el caso de las niñas refugiadas el riesgo aumenta, porque el matrimonio con un hombre del país de acogida se ve como la única forma de sustento para la niña.
  • Difícil acceso a la educación. La pobreza infantil en el mundo supone que muchos niños y niñas dejen de acudir al colegio para ponerse a trabajar y proporcionar dinero a su familia. De esta forma la pobreza se prolonga, porque los niños y las niñas tendrán menos oportunidades en el mercado laboral al no haber podido formarse. En el caso de los niños y niñas refugiados el problema se agrava, ya que solo la mitad asiste a la escuela primaria.

¿De qué forma se puede combatir la pobreza infantil en el mundo?

El principal medio para combatir la pobreza infantil en el mundo es la educación. ACNUR trabaja para que los niños que han debido desplazarse por conflictos en sus países de origen y han visto interrumpida su educación puedan reanudarla en los campos de refugiados.

En este sentido, se construyen escuelas, se forma a profesores y se conceden ayudas a las familias para que puedan pagar las matrículas y el material escolar.

Aunque se ha logrado escolarizar a 357.000 niños en educación primaria en 2017 y se han construido o mejorado 1.936 escuelas, todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que se ha escolarizado al 61 % de los niños refugiados en primaria, frente al 91 %, que es la media mundial.

Si quieres luchar contra la pobreza infantil y los problemas que conlleva, hazte socio de ACNUR o realiza una contribución puntual. Solo tienes que acceder a nuestra web, elegir una cantidad, darnos tus datos y comenzar a ofrecer un futuro a los niños y las niñas que lo necesitan. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *