Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Cómo explicar el efecto invernadero para niños

efecto invernadero para niños Fuente Istockphot

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Nos hemos familiarizado con términos como efecto invernadero, calentamiento global y cambio climático, pero para que las futuras generaciones cuiden el planeta y se conciencien, debemos aprender a explicar de forma sencilla el efecto invernadero para niños. ¿Sabes cómo hacerlo? Te lo contamos.

Concepto de efecto invernadero para niños y niñas

Todos nos hemos dado cuenta de que el invierno a veces es más  cálido de lo habitual o que, de vez en cuando, llueve mucho en temporadas que no son de lluvias. Estos cambios se deben al efecto invernadero.

Los niños y las niñas entenderán mejor este fenómeno si se les explica que para disponer de agua caliente cada día al bañarse, se necesita energía y que esa energía se consigue quemando un combustible como puede ser el gas, el carbón o el petróleo.

Cuando se quema el combustible, se generan gases que van a la atmósfera, que es una capa de aire que está alrededor de la tierra. Los gases se acumulan no solo por las duchas, sino también por los coches o las fábricas, y no dejan que el calor salga hacia el espacio. Esto hace que la temperatura de la tierra aumente y se produzca lo que se llama efecto invernadero. Es como cuando construyes una casita para proteger tus plantas del frío.

El problema es que el calor que se acumula en la atmósfera hace que se produzcan inundaciones, que se derrita el hielo de los polos o que suba el nivel del mar.

Una buena opción para explicar el efecto invernadero para niños es que lo dibujes.

¿Qué pueden hacer los niños para evitar el efecto invernadero?

Los niños pueden hacer mucho, igual que los adultos. La clave está en ahorrar energía y cuidar la naturaleza que nos rodea. Además de explicar el efecto invernadero para niños, es importante que conozcas algunas acciones que se pueden llevar a cabo:

  • Ir en autobús a la escuela en lugar de utilizar el coche. De esta forma se ahorra energía, porque muchos niños viajan en el mismo medio de transporte y se evita que cada familia vaya en su coche.
  • Ducharse en lugar de bañarse. Es otra buena forma de ahorrar energía, pues se consume menos agua caliente y, por lo tanto, menos gas o electricidad.
  • Aprender a reciclar. Los niños y las niñas deben aprender desde pequeños la importancia del reciclaje, de darle una segunda vida a las cosas. Quizás les puedes enseñar a hacer un jardín vertical para la casa con botellas de plástico que no uses. 
  • Apagar la luz o la tele. La energía eléctrica se puede ahorrar también evitando tener todas las luces de casa encendidas y apagando la televisión si no se está viendo. Además, cuando está apagada, es mejor desenchufarla para evitar que siga consumiendo electricidad en reposo.
  • Respetar el entorno y a los animales. Concienciar a los niños y las niñas desde pequeños sobre la necesidad de proteger la naturaleza hará que las próximas generaciones puedan disfrutar de un planeta más limpio y saludable. Para concienciar a tus hijos e hijas puedes organizar excursiones al campo y que vean el entorno.

Como has visto, explicar el efecto invernadero para niños es sencillo; basta un poco de paciencia e imaginación para contárselo con palabras que ellos entiendan y puedan recordar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(5 votos, media: 3,00 de 5)

Comments

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *