Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Consumo responsable: definición y consejos para niños

consumo responsable

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Cuidar el entorno natural es algo que podemos enseñar a nuestros hijos desde pequeños. El consumo responsable es fundamental para garantizar que las generaciones futuras puedan disfrutar de los recursos naturales y vivir en un planeta sano.

Lo que consumimos y compramos cada día (alimentos y agua, entre otras muchas cosas) no puede ser sinónimo de agotamiento, es decir, debemos considerar qué impacto tienen nuestros hábitos de consumo. Además, no podemos olvidar que nuestros hijos imitan lo que ven que hacemos nosotros, por lo que nos corresponde dar ejemplo.

New Call-to-action

¿Qué es el consumo responsable?

El consumo responsable se puede definir como la elección de productos y servicios que consumimos de acuerdo con criterios de calidad, precio, impacto ambiental, impacto social y ética de las empresas que los producen. Por lo tanto, el consumo responsable tiene varias vertientes:

  • La ética. Que considera los valores como base para comprar y consumir.
  • La ecología. Se trata de un consumo que es cuidadoso con el medio ambiente y los recursos naturales.
  • La solidaridad, que tiene en cuenta las condiciones laborales de las personas que intervienen en la elaboración del producto o la prestación del servicio.

Consejos para enseñar consumo responsable a los niños

Vivimos en una época en la que nos hemos acostumbrado a tener lo que deseamos de forma rápida sin pensar en si lo necesitamos o no; de esa forma, acumulamos en nuestras casas demasiadas cosas y no nos paramos a pensar en el daño que pueden producir en el medioambiente o si realmente cubren una necesidad o no.

Para enseñar a tus hijos la importancia de un consumo responsable, puedes seguir estos consejos:

  • Ayuda a tus hijos a reducir el consumo de agua y luz. Apagar las luces y cerrar los grifos son hábitos sencillos que los niños pueden aprender desde pequeños y que les ayudarán a concienciarse de la importancia de proteger los recursos naturales.
  • Recicla y enséñales a reciclar. Separar los residuos para que se puedan reciclar es esencial para reducir nuestro impacto ambiental, y tus hijos pueden aprender con juegos qué residuo se tira en cada cubo, por ejemplo.
  • Hazles ver que las cosas pueden tener una segunda oportunidad. Un juguete roto o un mueble deteriorado se pueden arreglar para darles una segunda oportunidad. Los niños descubrirán cómo dando una vida nueva a las cosas se reduce el consumo.
  • Explora la naturaleza con tus hijos. Ver a los animales y a las plantas en su entorno natural es una excelente forma de concienciar a los niños de la fragilidad del medioambiente y de la necesidad de cuidarlo.
  • Enséñales que no todo lo que importa cuesta dinero. La publicidad incita al consumo, pero es necesario inculcar valores para que ese consumo tenga sentido y para que los niños se den cuenta de que muchas de las cosas que realmente importan no cuestan dinero: la amistad, el amor, la solidaridad.

El consumo responsable es un consumo que requiere pensar antes de comprar o de consumir, y esa es la base esencial que deberán aprender nuestros hijos.

New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, media: 5,00 de 5)

Comments

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *