Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

De qué hablamos cuando hablamos de pandemia

Personas con mascarilla se lavan las manos

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos.

En estos días que gran parte del mundo vive en situación de alarma a causa del COVID-19, la palabra “pandemia” se ha vuelto de uso cotidiano. Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de pandemia? Una primera aproximación nos la da la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), que utiliza el término para denominar a una nueva enfermedad que se propaga a nivel mundial, como suele pasar con un nuevo virus de la gripe que se extiende en todo el mundo y para el que aún no existen las defensas apropiadas.

El diccionario de la Real Academia Española define al término como una “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”. Y en esta definición, aparece otra palabra muy relacionada, pero a la que es necesario separar y diferenciar: “epidemia”. Según la RAE, una epidemia es una “enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas”.

Esta diferencia se puede comprobar en el mismo proceso del COVID-19, que comenzó como epidemia en la región china de Wuhan y pronto creció en otras zonas del país. En pocas semanas, trascendió las fronteras de China y se diseminó por varios países, convirtiéndose en  una pandemia. Al momento de su expansión y, retomando la definición de la OMS, la humanidad no contaba con la medicación adecuada para hacerle frente.

Al reconocer la situación pandémica del coronavirus, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus dio más precisiones al respecto: “Nunca antes habíamos visto una pandemia generada por un coronavirus”. Pero no es la primera vez que la humanidad se enfrenta a una situación similar, por lo que es útil hacer algo de historia para empezar a comprender en parte a lo que nos estamos enfrentando.

Pandemias históricas

Un informe de la CNN, que cita a la Fundación Robert Wood Johnson, menciona las tres grandes pandemias que precedieron al COVID-19: la gripe española junto con el VIH-SIDA (contra la que aún lucha la humanidad) y la peste negra, considerada la peor 

pandemia de la historia y por la que se cree que murieron más de 75 millones de personas.

La BBC menciona otras dos pandemias: la Influenza A (H1N1), también conocida como la gripe porcina; y las gripes asiática y de Hong Kong. En el primer caso, se trata de una pandemia reciente, de 2009, con un origen identificado en Estados Unidos y que se expandió rápido por todo el mundo, llegando a infectar a 1 de cada 5 habitantes, pero con una tasa de mortalidad muy baja, de tan solo 0,02 por ciento.

Con respecto al segundo caso que menciona la BBC, se trató de dos pandemias muy cercanas en el tiempo: la gripe “asiática” de 1957-1958, provocada por un nuevo virus de la Influenza A (H2N2) y la «gripe de Hong Kong» de 1968, causada por el virus H3N2. Según datos de la OMS, cada una de estas pandemias causó entre 1 y hasta 4 millones de muertes.

Gripe aviar y gripe española

Una de las epidemias más reciente que recuerda la humanidad fue la de la gripe aviar en el año 2003, cuando más de 200 personas que mantuvieron contacto con aves infectadas con este virus murieron en diferentes poblaciones asiáticas, europeas, africanas y de Oriente Medio. En aquel entonces, para evitar que el virus se convirtiera en una pandemia, se sacrificaron 200 millones de pollos.

Muchas décadas antes, entre los años 1918 y 1919, otra gripe, pero de características pandémicas, se cobraba la vida de 40 millones de personas (en España fueron 300.000). Se trató de la denominada gripe española, un nombre cuyo origen tuvo que ver con que en España no se censuró información sobre la gripe mientras que otros países sí que lo hicieron en el contexto de la I Guerra Mundial para evitar dar información a sus enemigos y no mostrar debilidad.

La mayor epidemia de la humanidad

Con estas palabras se suele definir al cólera, una enfermedad que está íntimamente asociada al grado de desarrollo social de una región, ya que suele expandirse en poblaciones que no tienen acceso al agua potable ni a las infraestructuras adecuadas para el saneamiento. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, todos los años las muertes a causa del cólera superan las 20.000 personas. Uno de los mayores brotes recientes de cólera se dio en Yemen en el año 2017, con 100.000 casos, de los cuales el 40% se trataba de niños. Un país sumido en un conflicto armado que destruyó la mayoría de sus hospitales y centros de salud, sumado a la creciente pobreza en su población, generó que 2 de cada 3 yemeníes no tuvieran acceso al agua potable, lo que posibilitó la propagación epidémica del cólera.

Ayuda a los refugiados

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Jabón para 8 personas refugiadas cada mes.
Kits de higiene y salud para 5 familias de refugiados.
Acceso médico anual para 18 personas refugiadas.
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Jabón para 25 personas refugiadas.
Kits de higiene y salud para 2 familias de refugiados.
Acceso médico anual para 8 personas refugiadas.
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *