Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Isla de Lesbos y la necesidad de la solidaridad europea

Refugiados en el campamento de Moria, en la isla de Lesbos

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Durante su reciente visita al campo de Moria, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados Filippo Grandi hizo unas declaraciones centradas en la necesidad de acabar con la situación de hacinamiento en la que se encuentran miles de personas refugiadas en esta zona de Grecia.

El gobierno griego ha preparado unas instalaciones pensadas para 2.800 personas pero donde hoy viven unas 16.000, lo que dificulta su acceso a la comida y al tratamiento médico, así como también a las peticiones de asilo. El hacinamiento es tan grande que hasta tienen que hacer largas colas para ir al baño. «No podemos aceptar que ellos vivan en tales condiciones miserables. Las condiciones son un reto y necesitan una mejora urgente», dijo Grandi durante su visita a la Isla de Lesbos. 

La preocupación del funcionario de Naciones Unidas se centró en marcar la necesidad de la solidaridad europea, sobre todo en lo que tiene que ver con ayudar a Grecia a mejorar las condiciones de vida de las personas que viven en este campo de refugiados de la Isla de Lesbos, la mayoría procedentes de Siria, Congo, Irak y Afganistán. “Quiero hacer un llamamiento a la comunidad internacional, sobre todo a Europa. Necesitamos políticas más abiertas que permitan a Grecia compartir esta enorme responsabilidad con otros países, en particular, con los de la Comunidad Europea”, aseguró el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

La visita de Grandi a la Isla de Lesbos y sus palabras posteriores también sirvieron para reforzar el compromiso de ACNUR en la región y seguir apoyando a Grecia en todo lo necesario para garantizar las condiciones de vida dignas de las personas que buscan refugiarse en ese país y que huyen de sus regiones de origen por diferentes motivos políticos, religiosos y medioambientales.

La Comisión Europea, ACNUR y el gobierno griego dan asistencia a los migrantes solicitantes de asilo a través del programa ESTIA. Se trata de una iniciativa que pone a disposición de las personas más vulnerables 25.000 plazas en apartamentos en Grecia. Además, 80.000 solicitantes de asilo y refugiados acceden de manera mensual a una suma económica en efectivo.

Los menores no acompañados, siempre en mayor riesgo

Actualmente hay unos 5.000 niños y niñas no acompañados que viven en Grecia, de los cuales la mayoría está en condiciones muy precarias. “Es imprescindible asegurarse, tantas veces como sea necesario, porque son niños y niñas, de que se encuentran alojados en lugares seguros y que no están expuestos a situaciones de riesgo”, remarcó Grandi.

En el campo de Moria, en Isla de Lesbos, viven casi 1.000 menores no acompañados en situación de máxima vulnerabilidad. La mayoría son adolescentes sin padres ni parientes cercanos que estén junto a ellos. El representante de ACNUR en Grecia, Philippe Leclerc, declaró recientemente que “la situación en Moria es crítica y los riesgos para menores no acompañados son muy elevados”, además de destacar que “el Gobierno griego, con el apoyo fundamental de los países europeos, debe adoptar medidas urgentes para garantizar la protección de estos niños y niñas”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *