Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Malnutrición infantil en el mundo: causas y soluciones

Malnutrición

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Malnutrición y desnutrición son términos que se confunden y usan de forma equivocada habitualmente, pero sus diferencias son fáciles de comprender y necesario saber antes de poder entrar en materia.

  • La malnutrición es un mal producido por carencias, excesos y desequilibrios alimentarios.
  • La desnutrición está relacionada con una ingesta de calorías y nutrientes inferior a la necesaria que, sin embargo, es solo una de las caras de la malnutrición.

La desnutrición ciertamente el problema más grave relacionado con la malnutrición para los niños y es responsable del 45% de las muertes de menores de 5 años en el planeta. 52 millones de niños menores de 5 años presentan emaciación (una afección derivada de la desnutrición que se evidencia en un peso insuficiente), 17 millones padecen emaciación grave, y 155 millones sufren retraso del crecimiento.

La desnutrición se da mayoritariamente en países de ingresos bajos y medianos, donde las desigualdades económicas tienen un reflejo en el tipo de dieta a la que pueden acceder los distintos grupos sociales.

Al mismo tiempo, en esos países están aumentando el otro gran mal asociado a la malnutrición: el sobrepeso y la obesidad en la niñez. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 41 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso o son obesos en nuestro planeta.

Malnutrición, desigualdad y pobreza

Los problemas relacionados con la malnutrición se han convertido en un mal endémico de nuestra época y afectan particularmente a las mujeres, los lactantes, los niños y los adolescentes. Aunque incide de manera particular en los países en vías de desarrollo, todas las zonas del mundo están afectadas por una o más formas de malnutrición.

En cierto modo, esto se debe al aumento de las desigualdades que se viene produciendo en todo el planeta en las últimas décadas, incluidos los países más ricos del mundo. En todos estos estados el denominador común de las personas que padecen malnutrición y sus consecuencias es la pobreza.

La probabilidad de sufrir distintas formas de malnutrición se multiplica entre las personas pobres y, a su vez, aumenta los costos de la atención de salud, reduce la productividad y frena el crecimiento económico, lo que puede perpetuar el ciclo de pobreza y mala salud.

Medidas para paliar la malnutrición

Ante la magnitud del problema generado por la malnutrición, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó, el 1 de abril de 2016, el Decenio de la ONU sobre la Nutrición 2016-2025. Esto supuso la aprobación de un calendario que incluía una serie de medidas y compromisos que reforzaban el cumplimiento del segundo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobado en 2015: poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

El calendario de la ONU incluía la creación de sistemas alimentarios sostenibles y resilientes en favor de dietas saludables, asegurar la protección social y educación nutricional para todos, armonizar los sistemas de salud y las necesidades de nutrición y proporcionar cobertura universal de las medidas nutricionales esenciales y velar por que las políticas de comercio e inversión mejoren la nutrición.

Concretamente destinada a paliar la malnutrición infantil, la ONU apoya la optimización de la nutrición al comienzo de la vida (en particular durante los 1000 días que transcurren entre la concepción y el segundo aniversario del niño), que asegura el mejor arranque posible de la vida, con beneficios a largo plazo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, media: 1,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

""" """