Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Mujeres y niñas refugiadas y violencia de género

Violencia de género en mujeres y niñas refugiadas

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos.

Cada año, el 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para crear conciencia de que la violencia contra las mujeres es un grave problema que sigue presente en la sociedad actual y que constituye un obstáculo para alcanzar la igualdad y el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas.

Todas las mujeres del mundo pueden sufrir violencia de género, pero, según la ONU, hay algunos grupos que son especialmente vulnerables: niñas, mujeres más mayores, mujeres que se identifican como lesbianas, bisexuales, transgénero o intersex, mujeres de minorías étnicas, mujeres y niñas que viven con el VIH y discapacidades, mujeres migrantes y refugiadas y mujeres en crisis humanitarias.

¿Qué mujeres y niñas podrían ser refugiadas?

Mujeres y niñas podrían convertirse en refugiadas en alguna de estas situaciones (aunque para ser reconocidas como refugiadas es necesario que las autoridades de su país no quieran o no puedan darles protección frente a estos actos):

  • Si temen sufrir mutilación genital.
  • Si son perseguidas por negarse a acatar normas, valores o costumbres sociales represivas.
  • Si temen ser víctimas de crímenes de honor o los relacionados con la dote.
  • Si están expuestas a ataques o discriminación por su orientación sexual.
  • Si son objeto de matrimonio forzado o precoz.
  • Si han sido víctimas de trata con fines de explotación.
  • Si han sido víctimas de violencia sexual en el marco de conflictos armados (como la esclavitud sexual, la prostitución forzada, la esterilización y el embarazo forzoso).
  • Si sufren violencia doméstica o familiar.
  • Si sufren planificación familiar forzada.

¿Qué hay que saber sobre la persecución por motivos de género?

Cuando mujeres y niñas huyen de sus hogares para escapar de la violencia de género, el peligro sigue para ellas. Según ACNUR, durante la huida también corren el riesgo de verse atrapadas en redes de tráfico sexual, violaciones, secuestros o matrimonios forzados. Además, muchos refugiados, especialmente mujeres y menores de edad, viajan sin documentación, por lo que no tienen más remedio que recurrir a redes de trata de personas.

Las personas que huyen por motivos de género no deben ser devueltas a su país de origen ni a otro donde se pueda poner en peligro su integridad o su vida.

Cuando las personas desplazadas o refugiadas llegan a un país de acogida, es vital detectar lo antes posible a aquellas que personas que puedan necesitar protección de asilo por haber sufrido persecución por motivos de género. También es necesario registrar sus datos y poner su caso en conocimiento de las autoridades y las organizaciones competentes para facilitarles el asesoramiento psicosocial y legal adecuado.

ACNUR indica que si una persona es susceptible de ser refugiada o solicitante de asilo nunca se debe informar a las autoridades de su país de origen ni a sus propios familiares, a no ser que lo indique así la persona, ya que se podría poner en peligro la seguridad de dicha persona o de su familia.

Es posible que las personas refugiadas por motivos de género desconozcan que la experiencia que han vivido es motivo de la protección especial que garantiza el asilo. En caso de solicitar asilo, tienen derecho a un intérprete y asistencia jurídica gratuitas; ambos deben tener preparación en temas de género y asilo.

Las mujeres solicitantes de asilo deben ser entrevistadas individualmente, separadas de sus familiares, por entrevistadores del mismo género con formación especializada en temas de género. Además, hay que tener en cuenta que las experiencias traumáticas vividas pueden requerir de varias entrevistas para establecer confianza entre la persona que entrevista y la entrevistada. En algunas culturas es un estigma haber sido víctima de abusos sexuales, por lo que muchas mujeres lo ocultarán para no ser marginadas de su propia comunidad.

Por todo esto es importante conocer muy bien la situación del país de origen en cuanto a la condición de las mujeres, personas homosexuales y otros colectivos vulnerables.

ACNUR frente a la violencia de género

Para ACNUR es esencial y prioritario acabar con la explotación y el abuso sexual. Por ello, colabora con comunidades, organizaciones socias y gobiernos para desarrollar programas que prevengan, mitiguen y den respuesta a los casos. ACNUR prioriza dos objetivos en todas sus operaciones relacionadas con la violencia de género:

  • Reducir el riesgo de que las poblaciones de interés sufran violencia de género.
  • Garantizar que las personas que hayan sobrevivido a la violencia de género tengan acceso a servicios de calidad con los que satisfacer sus necesidades.

Ayuda a las refugiadas

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Escolarizar a una niña todo un año
Dos meses en una casa de atención a víctimas de abusos sexuales
Kits de embarazada para 9 mujeres
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Kit de higiene íntima para 28 refugiadas durante 1 año
Escolarizar a 5 niñas todo un año
4 kits de matrona con medicación y gasas estériles para dar a luz
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *