Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Nutrición infantil: Objetivo Hambre Cero

Nutrición infantil

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Nutrición, una fecha proclamada en el año 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y que coincide con el día de la fundación de la institución en 1945. El objetivo primordial es concientizar al mundo sobre el problema del hambre, sobre todo en lo que respecta a la nutrición infantil.

Los niños y niñas son un segmento de población sumamente frágil y que padecen las causas del hambre de manera sostenida. De acuerdo a datos del Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la División de Población de Naciones Unidas, al menos unos 8.500 niños mueren cada día por desnutrición.

De manera tal que la nutrición infantil es un tema que hay que tener muy en cuenta y el marco de una jornada como la que se celebra el 16 de octubre resulta fundamental para empezar a poner freno a la desnutrición.

Objetivo Hambre Cero

Existen muchas causas por las que hay desnutrición infantil en el mundo. En el informe Desnutrición infantil en el mundo de ACNUR se identifica a la pobreza, las sequías, las guerras, la desigualdad, la falta de acceso a alimentación, la imposibilidad de acceder a la educación y los desastres naturales como las causas fundamentales de la desnutrición infantil.

En su informe sobre seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, la FAO presenta un manifiesto en el que se expone el objetivo de llegar en 2030 al Hambre Cero en todo el mundo. Para esto, establece una agenda de desarrollo sostenible a través de la cual se solicita a los estados que adopten políticas decididas a terminar con el hambre.

En este contexto, la nutrición infantil adquiere suma importancia, teniendo en cuenta que los números actuales siguen siendo alarmantes. Según un informe de la FAO, hoy existen en todo el planeta más de 155 millones de niños menores de 5 años que presentan desnutrición infantil crónica.

Nutrición infantil: la escuela y los refugiados

Los niños con serios problemas de nutrición no solo tienen problemas de salud derivados de su desnutrición, sino que la alimentación inadecuada los afecta en su desempeño en clases y evita que puedan acceder a una educación adecuada.

Aquel niño o niña que no tiene acceso a una nutrición acorde a sus necesidades, en la escuela presenta una falta de atención considerable, no se concentra en el momento de hacer sus tareas y tiene problemas de conducta y para comunicarse y socializar con otros niños. Todo esto se suma a un considerable retraso tanto motor como físico, con el riesgo que implica contraer enfermedades vinculadas con un crecimiento inadecuado.

La nutrición infantil, en el caso de los refugiados, es una de las preocupaciones centrales de ACNUR. Siempre se procura que cada niño reciba al menos unas 2.100 calorías al día, además de aportar asistencia médica al instante cuando se detectan casos de desnutrición infantil.

Pero, sobre todo, el tema de la nutrición infantil se habla con las madres, agentes claves en garantizar una adecuada alimentación para sus hijos. Las madres reciben información y asistencia permanente en todo lo que tiene que ver con lactancia, consejos sobre alimentación para cada etapa del crecimiento de sus hijos y sobre las diferentes posibilidades de alimentarse dentro del campo de refugiados.

Plumpy Nut: el milagro de la nutrición infantil

En casos de niños que presenten una acentuada desnutrición, el suplemento alimenticio hecho con cacahuete, leche y azúcar conocido como Plumpy Nut es un salvavidas fundamental y una de las herramientas clave dentro de los campos de refugiados para actuar ante situaciones severas.

Indicado para niños de entre 6 meses y 5 años que presenten serias fallas en su nutrición, este alimento presenta un sabor que agrada al segmento infantil y viene en prácticos sobres, para que los niños lo abran y lo coman de inmediato y sin necesidad de contar con un médico. Tomando 3 sobres por día, un niño con problemas de desnutrición recuperará 1 kilogramo a la semana, necesitando en promedio entre 2 y 3 meses para recuperarse del todo y volver a un estado nutritivo normal y equilibrado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *