Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

¿Qué pasa en Venezuela? Claves de la crisis venezolana

¿Qué pasa en Venezuela para que las personas tengan que huir?

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

El deterioro de la situación en Venezuela, tanto en el ámbito político como en el social, ha provocado que se haya extendido la violencia, la inseguridad, las amenazas y haya escasez de productos de primera necesidad tan imprescindibles como medicinas o alimentos.

Millones de personas en Venezuela se han visto obligadas a huir a otros países como Ecuador, Colombia o Perú en busca de asilo, protección internacional y ayuda humanitaria ante la situación de extrema necesidad.

Pero ¿qué pasa en Venezuela para que millones de personas lo dejen todo atrás?

Las causas

Tradicionalmente Venezuela ha sido uno de los países más ricos de América Latina, gracias a la exportación de petróleo. Sin embargo, la economía del país no ha dejado de empeorar desde el año 2012, un desplome en parte provocado por la atmósfera de inestabilidad política.

El Producto Interior Bruto venezolano ha caído de forma continuada en los últimos cinco años y una grave inflación provoca que millones de venezolanos no puedan comprar alimentos ni medicinas. Esto afecta de forma severa a la salud de la población, especialmente a los grupos de riesgo como niños, personas mayores o mujeres embarazadas. Ante una situación de este calibre, ya son más de 4,5 los millones de personas que han tomado la decisión de huir del país en busca de seguridad y protección.

Cronología de refugiados y migrantes venezolanos

La huida de venezolanos es la mayor en la historia reciente de América Latina, según datos de ACNUR. El número de venezolanos que ya ha solicitado asilo en otros países ha aumentado en un 4.000% desde 2014:

  • 2015: según datos de ACNUR, 123.406 personas abandonaron el país durante este año.
  • 2017: tan solo dos años después, más de 1 millón de personas dejaban atrás sus casas y abandonaban Venezuela en busca de seguridad. En 2017 aumenta el flujo de huida de venezolanos.
  • Septiembre de 2018: el flujo de huida que empezó a aumentar en 2017 se acelera en 2018. Para septiembre de 2018, más del doble de personas que en 2017 habían huido de Venezuela: en concreto, más de 2,6 millones de venezolanos decidieron abandonar su país debido al deterioro de la situación política y social.
  • Diciembre de 2018: en tan solo dos meses, la cifra de refugiados y migrantes venezolanos pasó a los 3,3 millones de personas. De media, 5.000 personas abandonan Venezuela diariamente durante 2018.
  • 2019: la ONU calcula que, para finales de 2019, se superará la cifra de 5 millones de refugiados y migrantes venezolanos.

¿Qué pasa en Venezuela en 2019?

Todavía hay miles de venezolanos que huyen de su país dejando todo atrás. Recorren caminos peligrosos, arriesgan la vida al cruzar el río Tachira, que separa Venezuela de Colombia, se enfrentan a la posibilidad de caer en manos de grupos armados y son susceptibles de sufrir violencia, tráfico humano y otras formas de explotación.

  • Ya hay más de 4 millones de inmigrantes y refugiados venezolanos. Si el ritmo actual de huida se mantiene, para finales de 2019 esa cifra ascenderá a los 5 millones.
  • Más del 80% de las personas que han huido de Venezuela han sido acogidas en países de América Latina.
  • A las fronteras de Colombia ha llegado 1 millón de venezolanos; 506.000 han llegado a Perú y 221.000 a Ecuador.
  • Son necesarios 1.350 millones de dólares en 2020 para cubrir las necesidades urgentes de los refugiados y migrantes venezolanos.

Mujeres embarazadas salen de Venezuela en busca de atención médica

Miles de mujeres embarazadas huyen de Venezuela ante la falta de atención médica. Es el caso de Roxibel Pulido. Cuando se enteró de que el hospital de su barrio iba a cerrar, en Maracaibo, Venezuela, decidió que tenía que dejar Venezuela para salvar su vida y la de su futuro bebé.

“Si se diera alguna complicación, el hospital no me ayudaría y mi bebé podría morir”, explica Roxibel. “Cuando fui al hospital, no había electricidad; cuando quería que alguien me revisara para asegurarse de que las cosas estaban bien, no había nadie para dar consultas. Cuando quise una ecografía, me pidieron una cantidad absurda de dinero que no pude pagar”, dice.

Roxibel llegó a Maicao, Colombia, con sus hijos de tres y dos años. Ella y sus hijos estuvieron dos meses en la calle hasta que fueron acogidos en un centro de recepción de ACNUR. Una vez allí, el personal sanitario pudo comprobar el estado de salud de Roxibel, algo que no había sido posible hacer en Venezuela.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *