Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

República Centroafricana: una crisis de refugiados que persiste

Refugiados de República Centroafricana huyendo del conflicto

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

“Hemos huido de la guerra en la República Centroafricana y gracias a la protección de ACNUR, ahora vivimos seguros aquí”, comenta Yapele Nicolas, un refugiado procedente de la República Centroafricana que consiguió cruzar la frontera con Chad llevando a sus dos esposas y a sus siete hijos. Allí se encontró, además de con la ayuda humanitaria de ACNUR, con la solidaridad de la población local. “Nos dejan utilizar la tierra para cultivar y conseguir algo de comida como suplemento a la ayuda humanitaria”, dice.

Zainaba, viuda y madre de cuatro niños desplazados en Banghi, la capital centroafricana, aseguraba: “Perdí todo: mi hogar, mi carne, mi identidad. Mis hijos duermen en el suelo».

Los casos de Yapele y de Zainaba son solo dos ejemplos de los miles y miles de ciudadanos y de ciudadanas de este país que vienen sufriendo desde hace varios años los estragos de un conflicto armado que eclosionó en 2012 y que hasta la actualidad ha tenido diferentes focos de intensidad. Pero que nunca se detiene.

Emergencia humanitaria

Los conflictos religiosos y políticos en la República Centroafricana son una constante desde 2012. Y pese a que en 2015 se firmó un acuerdo de paz entre las diferentes facciones enfrentadas, la violencia siguió su rumbo, afectando cada vez a una mayor cantidad de población civil.

Más de 584.000 refugiados de la República Centroafricana actualmente residen en los países vecinos de Chad, República Democrática del Congo, Camerún y República del Congo. Y más de 648.000 personas han tenido que huir de sus hogares y se encuentran desplazadas dentro de su propio país.

De toda esta población afectada, el 60% es menor de edad, niños y niñas que han podido huir del reclutamiento forzoso para combatir como soldados o de ser esclavos sexuales, los dos destinos más comunes para la población infantil que está a merced de las bandas armadas que azotan a la República Centroafricana.

Tu ayuda es imprescindible para poder paliar la situación de hambre y desnutrición que vive la población centroafricana a causa de una guerra que sigue su curso y que pareciera no tener fin.

¿Cómo trabaja ACNUR en la República Centroafricana?

Desde el inicio del conflicto, ACNUR estuvo presente en el país distribuyendo ayuda humanitaria a las personas desplazadas, además de brindar asistencia en los campos de refugiados de los países vecinos a la República Centroafricana.

A principios de diciembre pasado, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, visitó la República Centroafricana y estuvo allí durante tres días, para dar la bienvenida a un total de 200 refugiados que pudieron volver a su país tras su estadía en la República Democrática del Congo.

Durante sus días allí, Grandi se reunió con el presidente centroafricano, Faustin-Archange Touadéra, para discutir sobre la necesidad de asegurar las plenas condiciones para aquellas personas que deseen regresar al país de manera voluntaria, así como también para permitir que los desplazados internos puedan volver a sus hogares.

Con este regreso de 200 personas a la República Centroafricana, ya son 13.500 los refugiados que han podido volver a casa desde 2017 gracias al apoyo de ACNUR.

Ayuda a los refugiados

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Alimento para un niño refugiados durante un mes
Educación para un niño refugiado
Alimentación para un niño refugiados durante un año
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Alimentos para un niño refugiado para 3 meses
Agua potable para 9 refugiados
Alimentos para 6 niños refugiados con desnutrición durante 1 mes
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *