Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Tratamiento de la neumonía, una necesidad en tiempos de pandemia

Revisión médica de un bebé refugiado

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

La neumonía es una enfermedad que afecta al sistema respiratorio al inflamar los espacios alveolares en la zona de los pulmones. Si no se detecta a tiempo, puede ser una enfermedad potencialmente grave e incluso mortal, sobre todo en personas mayores o en pacientes con deficiencias severas en sus sistemas inmunitarios. Además, la neumonía presenta un alto índice de contagio al diseminarse sus microorganismos con mucha facilidad en el aire y propagarse a través de tos, mucosidad y estornudos.

El tratamiento de la neumonía, generalmente, no requiere de hospitalización y la enfermedad puede controlarse con reposo domiciliario, abundante ingesta de líquidos y antibióticos suministrados por vía oral. Pero en los casos en que los pacientes presenten dificultades para respirar, es posible que necesiten de cuidados médicos intensivos, con internación en un centro de salud y suministro de oxígeno, intubación o ventilación artificial.

Neumonía y COVID-19

A mediados de diciembre de 2019 empiezan a reportarse los primeros casos de lo que se suponía era un brote de neumonía en Wuhan. Al sumarse cada día muchos casos similares y ante la imposibilidad de encuadrar esta neumonía dentro de los tipos conocidos de la enfermedad, las autoridades sanitarias chinas ordenan investigar a fondo las causas del extraño brote. El 7 de enero de 2020 se identifican estos casos como un nuevo virus: el COVID-19.

Como consecuencia de ello, la pandemia actual que vive el mundo a causa del COVID-19 obliga a estar más atentos que nunca a la mejora del tratamiento de la neumonía, porque el coronavirus puede agravar el estado de pacientes con esta enfermedad previa. De acuerdo a un nuevo modelo científico diseñado en la universidad norteamericana Johns Hopkins, es posible mejorar el tratamiento y la prevención de la neumonía para evitar la muerte de hasta 3,2 millones de niños menores de cinco años. «Si nos tomamos en serio la tarea de salvar la vida de los niños, debemos tomarnos en serio la lucha contra la neumonía. Como muestra el brote actual de coronavirus, esto significa mejorar la detección y prevención oportunas», asegura la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

La neumonía es la principal causa de la muerte de niños y de niñas en todo el planeta, por lo que la necesidad de actuar es urgente y mucho más en esta situación de pandemia. De acuerdo con el modelo de Johns Hopkins, en la próxima década podrían evitarse 8,9 millones de muertes por neumonía si se refuerzan los sistemas de prevención y de tratamiento de la enfermedad.

La enfermedad “olvidada” y la acción de ACNUR

La ONU continúa alertando sobre la falta de financiación en muchos países para actuar en la prevención y el tratamiento de la neumonía, asegurando que es una enfermedad “olvidada” pero que mata a más niños que cualquier otra en el mundo: un niño cada 39 segundos.

Recientemente, ACNUR y la Federação Humanitária Internacional (FFHI) lanzaron el folleto titulado “Comunicación sobre la salud indígena Warao y Eñepa” en castellano y portugués, además de estar traducido a las lenguas nativas de esta población indígena que se encuentra refugiada en Brasil.

Esta campaña se dirige no solo a los refugiados en situación de vulnerabilidad sino también a los profesionales de la salud que los asisten. Y se trata de un complemento informativo que se suma a la campaña de prevención del COVID-19 que ACNUR ha lanzado en todos los campos de refugiados.

En este caso concreto, donde viven alrededor de 4.000 indígenas venezolanos, se trata de información acerca de la neumonía, la gripe, el asma y la tuberculosis, además de una campaña de distribución de medicamentos para cólicos, diarreas, fiebres y quemaduras.

Ayuda a los refugiados

Tipo de aportación
¿Qué cantidad mensual?
Jabón para 8 personas refugiadas cada mes.
Kits de higiene y salud para 5 familias de refugiados.
Acceso médico anual para 18 personas refugiadas.
Otra cantidad
¿Qué cantidad puntual?
Jabón para 25 personas refugiadas.
Kits de higiene y salud para 2 familias de refugiados.
Acceso médico anual para 8 personas refugiadas.
Otra cantidad
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *