Amal, la mejor madre del mundo

Entrenadora de fútbol femenino
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email

Amal llegó al campo de Zaatari huyendo de la guerra en Siria en 2013 con sus cuatro hijas y un hijo. Allí se convirtió en madre, refugiada y entrenadora de fútbol. Para ellos, su madre es la mejor madre del mundo.

Desde entonces, esta refugiada siria no ha dejado de luchar por la educación de sus hijas y de muchas otras niñas en Jordania. Desde su posición de entrenadora de fútbol femenino en el campo anima a que todas las familias envíen a sus hijas al colegio para luchar contra los principales retos a los que se enfrentan las niñas refugiadas, como el matrimonio infantil.