«Con Amor desde Centroamérica»: una adolescente salvadoreña reconstruye su vida en Panamá

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email

Cuando Ana se despertó, pensó que sería un día normal. Las pandillas estaban tan presentes en su ciudad, San Salvador, que el control que ejercían le parecía normal. Aquel día, Ana pensaba pasar la tarde en casa con su madre o tal vez salir con amigos. Pero de repente, dos jóvenes entraron a su casa: “Me golpearon una y otra vez hasta que me quedé inconsciente”, recordó. Con apenas 17 años, Ana ni siquiera es mayor de edad, pero ya ha sufrido un trauma del que le cuesta recuperarse: “Me tocaron, me violaron. No podía sentir mi cuerpo por el dolor”.

Ana descubriría que lo que le pasó no fue un incidente aislado sino una represalia, orquestada por las pandillas que controlaban su vecindario. “Me dijeron que tenía que agradecerle a mi hermano por lo que me acaba de pasar”. Su hermano se había negado de participar en las actividades criminales de la pandilla, y, para vengarse, los pandilleros atacaron a Ana.