Vivir sin electricidad

La vida sin electricidad de miles de refugiados -eACNUR
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email

9 de cada 10 refugiados en los campos no tienen luz eléctrica ¿Imaginas cómo sería tu vida si no tuvieses acceso a ninguna fuente de energía? Vivir sin electricidad es una situación a la que miles de personas refugiadas se enfrentan. Mujeres que han tenido que dar a luz en la oscuridad y que pasan muchas horas cada día buscando leña enfrentándose a riesgos como los abusos sexuales cuando se alejan de los campos.

4 millones de refugiados viven en campamentos sin la luz necesaria. Cuando se hace de noche, a veces a las cinco y media o seis de la tarde, la vida acaba. La falta de electricidad, linternas o lámparas solares, impide cualquier actividad durante muchas horas del día. Desde el anochecer, los niños no pueden hacer los deberes y los mayores no pueden trabajar o hacer las tareas del hogar, lo que reduce drásticamente su tiempo útil durante el día.

Pero la falta de iluminación puede tener consecuencias aún más importantes: proteger a mujeres y niñas.