Firma para apoyar la vacunación de las personas desplazadas contra la COVID-19

Recogida de firmas para apoyar la vacunación de las personas desplazadas contra la COVID-19. ¡Firma ahora!

121personas han firmado
1%
Quedan 5 meses y 14 días

Nadie estará a salvo hasta que todos lo estemos: no podemos dejar a nadie atrás

La pandemia de COVID-19 ha tenido un enorme impacto económico, social y sanitario en la población refugiada, desplazada interna y solicitante de asilo de todo el mundo. El 86% de las personas refugiadas viven en países en desarrollo con sistemas de salud limitados. Desarrollar un proceso de vacunación para inmunizar a toda la población supone un desafío para estas naciones por la falta de recursos: necesitan apoyo para no dejar a nadie atrás.

ACNUR promueve la inclusión de la población refugiada y desplazada en los planes nacionales de vacunación contra la COVID-19 y proporciona ayuda logística, equipos de protección personal y artículos de higiene a los países de acogida de refugiados. Tan solo el 57% de los países con planes de vacunación contra la COVID-19 incluyen a la población refugiada.

Superar la pandemia sigue siendo un enorme desafío en el que no podemos dejar a nadie atrás: con tu ayuda, ACNUR apoya las estrategias nacionales de vacunación para las personas refugiadas. ¡Firma ahora!

 

¿Qué reclamamos?

 
 
“Sólo queremos que la vida vuelva a la normalidad. La vacuna es la forma correcta de hacerlo.”
Raia, refugiada vacunada en Jordania.
 

Más cerca de la normalidad

Raia y Ziad, una pareja de refugiados iraquíes que vive en Jordania, han sido de los primeros refugiados del mundo en recibir la vacuna contra la COVID-19. Ziad padece varias enfermedades crónicas y eso le ha dado prioridad para recibir la vacuna. Como Ziad, la población prioritaria como personas mayores, inmunodeprimidas, con enfermedades crónicas o personal sanitario, recibirán la vacuna de inmediato.

Como Raia y Ziad, cientos de miles de personas refugiadas pertenecientes a la población prioritaria necesitan recibir la vacuna contra la COVID-19. Ya son 153 los estados que incluyen a la población desplazada en sus planes nacionales de vacunación: la vuelta a la normalidad está más cerca para todos.