Cristina Pedroche y ACNUR con los refugiados

Cristina Pedroche y ACNUR se unen en las campanadas

Las campanadas representan el mejor de los momentos para comenzar el año con nuevos deseos y oportunidades renovadas. Sin embargo, para muchas familias en el mundo esto no va a ser posible. En la actualidad, más de 100 millones de hombres, mujeres y niños se han visto forzados a abandonar sus hogares para escapar de la guerra, los conflictos y las persecuciones. Este año, Cristina Pedroche y ACNUR quieren dar visibilidad a los que lo han perdido todo, plasmando la realidad de estas personas junto con sus deseos para el próximo año. Y qué mejor manera de hacerlo que a través de la moda en uno de los momentos más esperados de la televisión.

Únete a Cristina Pedroche y a ACNUR para proteger a los más de 100 millones de personas desplazadas y refugiadas en el mundo.

Únete a Cristina Pedroche por los refugiados

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Te llamamos gratis

¿Quién ha participado en la personalización de la capa de Cristina?

La capa ha sido diseñada y confeccionada por Iñigo Garaizabal, y en su personalización han participado, en total, más de 80 personas refugiadas de 10 nacionalidades diferentes, que residen actualmente en España. Sus lugares de procedencia incluyen: Siria, Yemen, Afganistán, Haití, Gambia, Ucrania, El Salvador, Venezuela, Iraq y Sáhara Occidental.
Son personas que colaboran con proyectos de ACNUR habitualmente y también personas refugiadas residentes en los Centros de Acogida de Refugiados de Alcobendas y Vallecas.

Josie, el creador del vestido que luce cada año Cristina Pedroche

El director creativo explica en palabras textuales cómo surgió está idea y por qué ha elegido las campanadas de este 2023 como momento idóneo para la difusión de este mensaje: "La humanidad ha vivido duros momentos en 2022 que yo he sentido como caóticos y quise reflejarlos en este estilismo que cada año preparo como un epílogo de lo que he visto en la moda de ese año o las ideas personales que simplemente me golpean la cabeza. Por eso planteé una alegoría del caos (por fuera) y el orden (por dentro), la guerra y la paz. Las víctimas que huyen de estos conflictos son homenajeadas en este estilismo que sirve para plasmar gráficamente sus deseos para este 2023 que ojalá sea mejor para el mundo. Esa capa cargada de energía humana, da paso a un solo deseo que extiendo a toda la humanidad y que viene representado por la paloma de la paz, obra de Jacinto de Manuel; con quien ya colaboré en las campanadas de 2020".

El resultado de esta idea es una prenda cargada de simbología y de "energía humana" a lo que Josie define como una especie de "muro de Berlín textil". Inspirado en los trabajos de Charles Frederic Worth con las crinolinas y en el mensaje del potente reciclaje del legado de Miguel Adrover: "Siempre me inspira este genio español, pero esta vez ha sido determinante su colección primavera 2003, que tras 20 años ha vuelto a mí para poder rematar todo el estilismo de estas campanadas”.

El diseño está compuesto por tres piezas. Una capa, una falda, y una pieza interior de arte figurativo. La famosa pieza de confección se trata de un abrigo de tres paneles desmontables confeccionado al bies y en patchwork con piezas de tela provenientes de las tiendas de campaña que ACNUR ofrece como refugio en diferentes lugares del mundo.