Hambre y guerra en Sudán del Sur

2,3 millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus casas.
Una madre desplazada en Sudán del Sur da de beber a su pequeña. Foto: ACNUR/R. Nuri
NECESITAN AYUDA INMEDIATA

En Sudán del Sur, más del 65% de los desplazados son menores de 18 años

Bombardeos, masacres y oleadas de violencia han provocado la huida masiva en Sudán del Sur desde 2013.

Decenas de miles de personas caminan durante días para buscar un lugar seguro donde refugiarse, alimentándose únicamente de plantas silvestres y alimentos que encuentran por el camino. Los organismos humanitarios han alertado que estamos ante una crisis de seguridad alimentaria, ya que más del 20% de los desplazados sufre desnutrición aguda. Gracias a la labor de ACNUR y las colaboraciones de los socios, los refugiados sursudaneses reciben asistencia en los 10 campos que los acogen en los países limítrofes.

Pero urge enviar más ayuda para poder seguir atendiéndoles y evitar que los niños se mueran de hambre.

 
Guerra en Sudan del Sur provoca flujos migratorios a paises vecinos e Italia

Guerra de Sudán del Sur: años de violencia aterran a la población

Tras el golpe de estado fallido llevado a cabo por el ex vicepresidente Riek Machar, las oleadas de violencia, las masacres a la población civil y las guerras en Sudán del Sur han sido constantes en el país más joven del mundo desde su independencia en 2011.

Etiopía, Kenia y Uganda son las principales vías de escape de quienes han conseguido cruzar las fronteras. Más de la mitad de los desplazados por el conflicto en Sudán del Sur ha buscado seguridad en otras zonas del país menos afectadas por la violencia.

 

Miles de personas necesitan tu ayuda

2,3 millones
De personas han sido forzadas a abandonar sus hogares.
El 65%
Son menores de 18 años.
850.000
Refugiados y solicitantes de asilo sursudaneses dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.
 
 

Tu ayuda mejora las vidas de los refugiados y desplazados de Sudán del Sur

 

Más de medio millón de refugiados está bajo el amparo de ACNUR

Sólo el 15% del país tiene acceso a medidas de higiene básicas.

Desde 2011, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha dado protección y asistencia a más de 650.000 refugiados y desplazados que huían de los enfrentamientos en Yuba, capital de Sudán del Sur, y las zonas fronterizas del país.

Por otro lado, ante la situación de falta de alimentos, recursos y la escasez de combustible, el transporte de mercancías se ha encarecido, por lo que la compra de alimentos en mercados locales resulta prácticamente imposible. Miles de familias se han visto obligadas a huir, no sólo por la violencia, sino también en busca de alimentos y ahora viven en condiciones muy difíciles en los campos de refugiados.

 
“Hemos recibido esteras, mantas, mosquiteras y plásticos de ACNUR. Necesitamos alimentos y atención médica para nuestros niños”.
Rebecca Ajuot, madre sursudanesa refugiada.
 

Noticias de África