Emergencia

Myanmar / Bangladesh: emergencia rohingya

Más de medio millón de rohingya, una de las minorías étnicas más perseguidas, huyen de Myanmar en 1 mes.
Rohingya huyen a Bangladesh

“Esto es lo más desesperado y devastador que he visto en mis 15 años trabajando con los refugiados”

Para Vivian Tan, lo sucedido en Myanmar desde agosto de 2017 sólo es comparable a lo acontecido en Vietnam. 30 años después, la tragedia se repite. Más de medio millón de rohingyas huyen en tan sólo unas semanas de la persecución étnica en un país donde sobreviven en condición de apátridas.

Ahora, la violencia les empuja al agitado mar de la Bahía de Bengala a bordo de barcos de pescadores, tras noches escondidos en la selva. Un duro viaje de 5 horas hasta Bangladesh.

Llegan empapados, hambrientos, exhaustos. Entre ellos, miles de niños y recién nacidos que antes de tener siquiera un nombre habrán sufrido más de lo que muchos sufren a lo largo de la vida.

 
mapa_de_bangladesh_rohingya

En los 70, miles de rohingya huyeron perseguidos por su etnia de la antigua Birmania

Hace más de 40 años que miles de rohingyas se refugian en Bangladesh tras haber huido de Birmania. En agosto de 2017, un repunte de la violencia en el norte de Myanmar ha empujado a más de medio millón de personas a huir del país en busca de un lugar seguro en Bangladesh.

En sólo unos días, esta emergencia se ha convertido en la que más rápido crece de todo el mundo, por encima de países como Siria o Sudán del Sur. Cada minuto, 10 personas están llegando a los campos de Bangladesh.

En los últimos meses, los refugiados de esta minoría étnica y religiosa han alcanzado el millón de personas refugiadas en el país vecino. A las llegadas desde los años 70 se suma el más de medio millón que ha entrado en tan sólo un mes.

 
Desde los 70
Miles de rohingyas han tenido que huir de Myanmar.
20.000
Refugiados llegaron cada día a Bangladesh en septiembre.
+ de 501.000
Se refugian en Bangladesh.
 
 

Cada minuto cuenta.

 

Rohingyas, el pueblo sin patria. Una huida hacia ningún lugar

Este pueblo lleva décadas en el actual Myanmar en condición de apátrida, sin documentación que les legitime como ciudadanos del país que les vio nacer. Sin un lugar a donde ir, tras el repunte de la violencia en agosto de 2017, miles de rohingyas decidieron emprender su viaje hacia los campos de refugiados de Kutupalong y Nayapara que fueron creados en los años 90, donde han pasado de acoger a 33.000 personas a convertirse en el hogar de muchas más personas de lo que permitían sus capacidades.

ACNUR lidera la respuesta de protección para detectar las necesidades de refugiados a quienes ha enviado 6 aviones de con material de emergencia para ayudar a miles de familia, construyendo refugios y letrinas para alojar a las llegadas diarias, pero es necesaria ayuda urgente para poder atender las necesidades de miles de personas injustamente perseguidas.

 
“Mis niños están volviéndose cada vez más delgados. Si no consiguen ayuda pronto, morirán”
Sara Khatun, refugiada rohingya y madre de siete hijos.