El frío amenaza a los refugiados

Una manta, un calefactor o un refugio seguro pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Ayuda a los refugiados que sufren el frío este invierno

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...

Con tu donativo, ACNUR:

Entrega materiales

Mantas, estufas, latas de keroseno, lonas de plástico, lámparas solares.

Mejora los refugios

Se revisan y reparan refugios e instalaciones en mal estado.

Envía ayudas económicas

Dan flexibilidad e independencia a los beneficiarios para cubrir sus principales necesidades. Se hace seguimiento para evitar duplicidades.
 
A veces no siento las piernas por la noche, pero aún así intento dormir.
Hazrat, de 14 años, uno de los refugiados que sufre el frío

Nueve inviernos consecutivos como refugiados

Durante los meses de invierno para los refugiados el frío constituye una amenaza a su salud y a su vida. Una manta, un calefactor o un refugio seguro pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

ACNUR estima que alrededor de 3,8 millones de refugiados sirios e iraquíes, así como desplazados internos y refugiados de otras nacionalidades, necesitan asistencia adicional durante este invierno en Siria, Irak, Líbano, Jordania y Egipto. Para muchas personas de Siria, este será el noveno invierno consecutivo en desplazamiento.