Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

¿Cuál es el papel de las organizaciones benéficas?

organizaciones beneficas © UNHCR/Achilleas Zavallis

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Las organizaciones benéficas son entidades sin ánimo de lucro cuyo principal fin es prestar ayuda a ciertos grupos sociales en determinados momentos.

El concepto benéfico hace referencia justamente a esa función: hacer el bien en aquellas situaciones en las que sea necesario y en favor, por lo general, de grupos sociales, étnicos, culturales, religiosos o geográficos desfavorecidos por algún tipo de contexto, lógica, dinámica, enfrentamiento o guerra.

Organizaciones benéficas: ¿cuál es el origen?

Prestar ayuda a los más necesitados sin esperar nada a cambio es algo que se remonta a las primeras sociedades, incluso antes de que existieran conceptos como la propiedad privada, los bienes materiales o los distintos tipos de organización social.

Lo benéfico está ligado a una actitud natural del ser humano. Es decir, mucho antes de que se considerara una práctica, responde a la voluntad por contribuir al desarrollo y el bienestar de quienes nos rodean y, por tanto, de nosotros mismos.

De hecho, podemos encontrar ejemplos de organizaciones benéficas desde los tiempos de la Dinastía Tang, que data de los años 618-907 en China. También, en Estados Unidos durante el siglo XIX, muchas de las cuales eran apoyadas por los Gobiernos.

Tipos y modelos de organizaciones benéficas

Al igual que sucede con las ONG, que comparten un fin esencial sin ser iguales, las organizaciones benéficas se diferencian entre sí por sus objetivos, el tipo de ayuda, el alcance de dicha ayuda, la naturaleza de quienes las conforman, su financiación, etc.

O dicho de otro modo: no puede hablarse de un solo tipo de organizaciones con estos fines. Por el contrario, estas entidades pueden asumir alguno de los siguientes modelos:

  • Entidades que prestan ayuda a los grupos sociales más necesitados en un determinado contexto; por ejemplo, en situaciones de crisis humanitarias como las que se viven actualmente en varios puntos del planeta debido a las guerras.
  • Entidades que actúan gracias principalmente a contribuciones de terceros, agentes privados o colectas.
  • Entidades centradas en proporcionar ayudas a la educación de niños que sufren los efectos de situaciones de vulnerabilidad o crisis humanitarias, como por ejemplo los niños refugiados que huyen de conflictos armados y para quienes la educación constituye su única herramienta de futuro.
  • Entidades que tienen como fin la promoción de actividades culturales en las que participan colectivos o grupos sociales menos favorecidos o cuyo aporte supone una mejora en la calidad de vida de las personas.
  • Entidades orientadas a la defensa de colectivos o grupos sociales, las cuales pueden estar constituidas por miembros de esos mismos grupos o por personas voluntarias o terceros agentes.
  • Los sindicatos, las sociedades de amigos, los centros de atención y ayuda al inmigrante, los grupos de defensa de los animales, las cooperativas de trabajo o los grupos de ahorro y crédito son otras formas de organizaciones benéficas.

Organizaciones benéficas y crisis de refugiados

El papel de las organizaciones benéficas es aun más visible en situaciones extremas como las emergencias humanitarias que presenciamos actualmente dados los altos flujos de refugiados en distintas partes del mundo.

Aunque muchas de estas entidades son desconocidas para el grueso de la población, su colaboración resulta fundamental a la hora de proporcionar medios para la atención y la ayuda de refugiados que llegan a los campos instalados por ACNUR o a otros lugares.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(2 votos, media: 3,50 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *