La educación de los niños sirios refugiados

El cierre de escuelas por la crisis sanitaria del COVID-19 pone en peligro la educación de miles de niños sirios.

Antes de la pandemia del COVID-19, ir al colegio ya suponía un desafío diario para miles de niños desplazados y refugiados. La mitad de la niñez refugiada en edad escolar no recibía educación antes de la llegada del virus. Ahora es muy probable que aumente el número de niños desplazados que no reciban educación durante un período de tiempo prolongado. Algunos puede que no regresen nunca.

20 € al mes durante un año = escolarización anual de 12 niños.

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...

Ahora, más que nunca, nos necesitan

400.000
personas necesitan urgentemente un refugio.
El 80%
de los nuevos desplazados son mujeres y niños.
13,1 millones
de personas dependen de la ayuda humanitaria.
 

Cada día, el número de refugiados sirios crece

Desde el inicio de la guerra hace nueve años, más de 11 millones de sirios han tenido que abandonar sus hogares. Se trata de más de la mitad de la población que había antes de la guerra. La crisis de refugiados en Siria sigue siendo la mayor del mundo, con 5,6 millones de sirios viviendo como refugiados en la región. Turquía acoge a más de 3,6 millones, lo que lo convierte en el principal país de acogida de refugiados en el mundo. Además, más de 6,2 millones de personas se encuentran desplazadas dentro de Siria. Los refugiados sirios se esfuerzan por sobrevivir. Muchos viven por debajo del umbral de la pobreza y son incapaces de alimentar a sus hijos o llevarles al colegio.

Casi un millón de desplazamientos en 3 meses en el noroeste de Siria

Cerca de un millón de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares en el noroeste de Siria desde diciembre de 2019, principalmente de las provincias del sur de Idlib y el oeste de Alepo, debido a los nuevos enfrentamientos y a la violencia indiscriminada. Este número continúa aumentando. En menos de una semana, se han producido casi 50.000 nuevos desplazamientos. Según la ONU, alrededor del 80 % de los desplazados son mujeres y niños. El invierno y las bajas temperaturas agravan aún más la crisis humanitaria que atraviesa la región. Los campos para desplazados internos están desbordados y muchas personas están viviendo en mezquitas y escuelas. Se necesitan refugios de emergencia urgentemente.

La ayuda humanitaria es vital

Esta nueva ola de desplazamientos empeora la ya terrible situación humanitaria. Entre abril y agosto de 2019 se produjeron 400.000 nuevos desplazamientos. Muchas de estas personas ya vivían desplazadas con anterioridad. Para ellos, la situación es desesperada.

ACNUR ha resaltado la importancia de facilitar la entrega de ayuda humanitaria en Siria para asistir a los civiles, cuya protección debe ser garantizada en todo momento. Las organizaciones humanitarias necesitan poder llevar a cabo la importante labor que realizan en Siria. ACNUR está aumentando su capacidad de respuesta y está enviando personal adicional para poder asistir a la población desplazada por la violencia en el noroeste de Siria.

La ayuda en este país sigue siendo absolutamente necesaria. ACNUR hace un llamamiento para conseguir financiación y poder enviar refugios de emergencia, tiendas familiares, materiales de emergencia con artículos básicos, mantas, utensilios de cocina, lámparas solares y kits de higiene.

.

La labor de ACNUR en Siria

ACNUR ha estado apoyando a los refugiados sirios y a los desplazados internos desde el comienzo de la crisis en 2011, y continúa brindando protección y asistencia a la población siria, principalmente a mujeres y niños.

Ha desplegado a miles de trabajadores a lo largo de estos años para dar respuesta a esta emergencia. En Siria, la oficina de ACNUR cuenta con casi 400 trabajadores. Desde allí distribuye ayuda humanitaria a distintos puntos del país; junto con otras agencias, reparte ayuda urgente en zonas asediadas y da asesoramiento y protección a millones de desplazados y personas vulnerables afectadas por la guerra.

ACNUR sigue los acontecimientos en Siria muy de cerca para poder responder con rapidez en caso de que la situación empeore. Para poder hacer frente a la situación en Siria durante 2020, hasta el momento ACNUR solo ha recaudado el 5 % de la financiación necesaria, y para asistir a los refugiados sirios en la región, el 9 %. ACNUR hace un llamamiento a los estados y a la sociedad para poder cubrir este vacío. Envía ayuda ahora, antes de que sea demasiado tarde. ¡Los refugiados te necesitan!