Exige a la ONU y los gobiernos que actúen ya contra el cambio climático

200 millones de personas podrían necesitar ayuda humanitaria en 2050 a causa del cambio climático

4.203personas han firmado
9%
Quedan 6 meses y 17 días

El cambio climático amenaza la vida de millones de personas

El cambio climático tiene enormes repercusiones humanitarias, generando un gran número de desplazamientos internos: los desastres naturales han desencadenado 25 millones de nuevos desplazamientos en 140 países durante el último año.

La crisis climática nos afecta a todos, pero de manera más grave a las personas refugiadas y desplazadas. El impacto es mayor en las regiones con menos recursos, donde las personas dependen del capital natural para subsistir y donde las mujeres, que soportan la mayor carga de la emergencia climática, no gozan de igualdad de derechos.

Es urgente una transición de los combustibles fósiles a las energías renovables y es vital apoyar a los países en desarrollo en este proceso, con el objetivo de alcanzar emisiones cero en 2050. Todos los países deben reducir su huella ambiental y aprovechar la crisis de COVID-19 para iniciar una transformación económica basada en la ecología y la sostenibilidad.

Se calcula que en 2050 unos 200 millones de personas podrían encontrarse en situación de necesitar ayuda humanitaria a causa del clima extremo y las amenazas de desplazamiento climático.

Por ello, pedimos a Naciones Unidas y a los gobiernos que se comprometan a tomar medidas urgentes para luchar contra el cambio climático. Firma para exigirles que actúen ya.

 

¿Qué reclamamos?

 
 
“Necesitamos invertir ahora en los recursos necesarios para mitigar futuras necesidades de protección y evitar desplazamiento adicional provocado por el clima. Esperar a que los desastres se desaten no es una opción”
Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados
 

Inundaciones masivas en Sudán del Sur

Bak, un refugiado sursudanés de 80 años que vive a cincuenta metros del Nilo Azul en Jartum, no recuerda haber visto inundaciones parecidas a las que vio a finales de 2020 en Sudán y que causaron estragos en todo el país. “El agua entraba en mi casa y no podía dormir. El agua siguió fluyendo durante siete días hasta que bajó”, explica Bak.

Situaciones como la de Bak en Sudán son cada vez más frecuentes en todo el mundo. El cambio climático provoca fenómenos meteorológicos como lluvias torrenciales, olas de calor y frío, temporales, huracanes, tormentas tropicales, sequías extremas y las personas refugiadas y desplazadas son las más vulnerables.

ACNUR ofrece asistencia y protección a los desplazados climáticos, cuyos motivos de huida están, en numerosas ocasiones, interrelacionados con los conflictos. También trabaja para socorrer a víctimas de desastres naturales cuando los gobiernos afectados lo solicitan.