Derechos humanos

Niño indígena colombiano

Cada día, los derechos humanos de miles de personas se ven vulnerados

Los derechos humanos parten de la idea de que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Son por lo tanto derechos universales para todas las personas por el mero hecho de existir, y comprenden desde el derecho a la igualdad o a la vida hasta el derecho a la no discriminación, a la educación o a la libertad de opinión.

¿Quiere esto decir que todas las personas disfrutamos realmente de estos derechos?

Aunque la Declaración Universal de los Derechos Humanos data de 1948, todavía nos queda mucho por recorrer. Cada día, miles de personas ven vulnerados muchos de estos derechos universales, algo todavía más acuciantes en contexto de emergencia, conflictos o guerras.

ACNUR protege a quienes se ven amenazados por su condición sexual, raza, religión, género…

Refugiado gay

En 77 países del mundo, ser homosexual es ilegal

ACNUR ampara a miles de personas refugiadas por tema de identidad sexual o identidad de género. En países de todo el mundo, mujeres y hombres han sido amenazados o sometidos a torturas y palizas por el solo hecho de ser homosexuales o transexuales.

3 millones de niñas se someterán a la ablación este año

Cada año, 3 millones de niñas se ven sometidas a una de las prácticas más crueles de la violencia de género: la mutilación genital femenina. Tras la extirpación del clítoris provoca a menudo problemas de salud irreparables.

Afortunadamente, cada vez más mujeres como Aisha, quien fue víctima de la ablación en su infancia, consiguen escapar antes de que sus hijas se vean sometidas a tal atrocidad. ACNUR ayuda a darles un refugio digno en un lugar seguro y a que puedan volver a empezar y tener una vida digna lejos de la violencia.

Protegemos los derechos humanos

Un lugar seguro

para quienes tienen que huir.

Ayuda médica

para las víctimas de la violencia.

Formación y ayudas

para volver a empezar.
 

Cada 3 segundos, una niña es obligada a casarse

La falta de recursos o de acceso a educación empuja cada día a muchas familias a casar a sus hijas antes de que hayan cumplido la mayoría de edad. Entre las refugiadas sirias, dejar el colegio a los 13 años para contraer matrimonio no es nada inusual.

Tras años de guerra, la falta de recursos de sus familias para poder darles una vida digna hace que esta sea para ellos la mejor de las alternativas. Al menos así tendrán algo que comer cada día, cuentan muchos de ellos.

Pero los matrimonios forzosos, además de interrumpir la educación de las más pequeñas y privarlas de oportunidades de futuro, desembocan en muchos casos en violencia de género y violaciones dentro del matrimonio.

“Negar a la gente sus derechos humanos es desafiar a la propia humanidad”
Nelson Mandela, luchador por los derechos humanos.
Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar y necesitan ayuda