Haití: hambre, violencia y otro terremoto

Terremoto Haiti

El terremoto provoca cientos de miles de nuevos desplazados forzados y agrava aún más la complicada situación humanitaria en el país, con inestabilidad política, violencia y catástrofes naturales recurrentes.

En los peores momentos, tu ayuda es vital

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Te llamamos gratis

ACNUR en Haití

Desde el inicio de la emergencia, ACNUR, junto con sus socios haitianos, las autoridades nacionales y los actores humanitarios, trabaja en la evaluación de los daños y las necesidades de las familias afectadas. La Agencia está en terreno prestando ayuda y preparándose para posibles réplicas. Además, está proporcionando refugios de emergencia a las familias afectadas, artículos básicos de emergencia.

A pesar de las enormes necesidades, la falta de fondos para cubrir esta emergencia amenaza seriamente la respuesta humanitaria.

Haití, otra vez devastada por un terremoto

2.000
muertos
12.000
heridos.
650.000
personas necesitan ayuda humanitaria.
 

El terremoto de 7,2 grados que sacudió Haití el pasado 14 de agosto ha causado la muerte a más de 2.000 personas y ha dejado más de 12.000 heridos, y las cifras continúan creciendo. En este momento, se estima que más de 650.000 personas necesitan urgentemente ayuda humanitaria, especialmente en los departamentos más afectados: Grand'Anse, Sud y Nippes.

Más de 130.000 viviendas han resultado dañadas o destruidas. ACNUR está proporcionando refugios y artículos básicos de emergencia para asistir las personas afectadas por el seísmo. Cientos de miles de personas perdieron todo en cuestión de minutos y carecen de lo más básico: un techo, agua y alimentos.

Hambre, violencia y desastres naturales

Se calcula que 4,4 millones de haitianos, casi el 46 % de la población, padece inseguridad alimentaria. Además, miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en el último año debido a la violencia de las bandas criminales armadas. Antes del terremoto, 17.000 personas estaban desplazadas internamente por la violencia de las bandas sólo en Puerto Príncipe.

El país también ha sido propenso a las catástrofes naturales y a los fenómenos meteorológicos extremos. La tormenta tropical Grace, la segunda que azota Haití este año, arrasó el país apenas unos días después del terremoto. Las necesidades de la población son enormes por la superposición de emergencias.

Casi el 46 %
de la población padece inseguridad alimentaria
119.000
personas necesitan agua potable
 

El sistema sanitario, al borde del colapso

La situación sanitaria es muy preocupante debido a la pandemia y al escaso número de personas que han sido vacunadas contra la COVID-19. Además, la presión hospitalaria crece a medida que lo hace el número de heridos graves. La capacidad de respuesta del sistema de salud, ya de por sí limitada, es cada vez menor.

Al menos, 36 instalaciones sanitarias han resultado dañadas. Cuatro de ellas han quedado totalmente destruidas, mientras que las que siguen funcionando están completamente desbordadas y carecen de personal y suministros médicos suficientes.

El sistema de agua y saneamiento también ha sido arrasado. Se calcula que más de 119.000 personas necesitan urgentemente agua potable.