Lámparas que protegen Lámparas que protegen

Lámparas que protegen

Lleva luz a los que viven en la oscuridad

La mayoría de los intentos de agresión a mujeres y niños ocurren por la noche. Gracias a una lámpara solar, muchas mujeres pueden moverse solas sin miedo a ser agredidas. Un elemento sencillo que no solo da luz, sino que protege y cuida de las personas más vulnerables. Colabora para que tengan luz en la oscuridad.

Mucho más que una lámpara

Las lámparas solares almacenan energía durante el día y pueden llegar a dar hasta 8 horas de luz durante la noche. Está producida con plástico reciclado y sustituye a 20 lámparas de keroseno a lo largo de su vida útil.

ACNUR entrega este artículo a las familias desplazadas y refugiadas que se han visto forzadas a huir de sus hogares en busca de un lugar seguro. Estas lámparas son parte de todo lo que se entrega a estas personas que necesitan protección y ayuda humanitaria. Y utilizarlas tiene muchas ventajas, especialmente para mujeres y niños:

  • Las mujeres pueden ir al baño solas por la noche sin sufrir agresiones gracias a poder tener luz en la oscuridad.
  • Los niños y niñas tienen más tiempo para el estudio, especialmente en invierno donde hay menos horas de luz.
  • Las familias pueden cenar con luz, ya que sin ellas lo harían a oscuras.
  • Mejora la salud de las familias que las utilizan.
  • Disminuye el riesgo de incendio.
  • Permite la recarga de teléfonos móviles, gracias a lo cual pueden contactar con otros miembros de su familia en caso de emergencia.

lampara solar

  1. ACNUR
  2. Lámparas que protegen