Refugiadas

Más de la mitad de las personas refugiadas son mujeres y niñas. Muchas de ellas han tenido que huir solo por el hecho de ser mujeres. En el camino, los peligros para ellas se multiplican.

Matrimonio infantil, mutilación genital, violaciones, violencia de género, tráfico sexual…

Mujeres y niñas de todo el mundo se convierten cada día en refugiadas. Muchas de ellas han huido de prácticas tan atroces como la mutilación genital femenina. Otras, de conflictos armados o guerras. En el camino todas tienen algo en común: el peligro de caer en redes de tráfico sexual, de ser forzadas a casarse, secuestradas o violadas es mucho mayor que en el caso de los hombres.

Cuando una niña se convierte en refugiada, tendrá la mitad de posibilidades de cursar educación secundaria. Sin educación, la brecha de género se perpetúa.

Hoy, podemos hacer algo por ellas.

Con 18 € puedes escolarizar a una niña refugiada durante 1 año. Hazte socio

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Te llamamos gratis