Protégeles de la amenaza mortal del frío

Frío refugiados

El invierno es uno de los momentos más duros del año para ser refugiado. En las últimas semanas, muchas familias desplazadas se están viendo obligadas a afrontar temperaturas heladoras. En muchos lugares del mundo donde viven personas desplazadas, en esta época del año las temperaturas están descendiendo hasta los -20ºC. Mantener los refugios calientes y secos es un reto. En invierno, tu calor les da vida.

ACNUR alerta de que para muchos de los desplazados forzados que hay en el mundo este invierno está siendo un desafío mucho mayor que el de los últimos años. Muchas familias no tienen otra opción que elegir entre comida o calor, y se enfrentan a enormes dificultades para calentar sus hogares, conseguir ropa de abrigo y cocinar comida caliente.

Ayúdales a sobrevivir el invierno más frío de sus vidas

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
Te llamamos gratis

Con tu ayuda, ACNUR:

Entrega materiales

Mantas, estufas, latas de keroseno, lonas de plástico, lámparas solares.

Mejora los refugios

Se revisan y reparan refugios e instalaciones en mal estado.

Envía ayudas económicas

Ayudan a las familias más vulnerables a cubrir los gastos adicionales durante el invierno.
 

El frío es un serio peligro para la salud y la vida de millones de personas desplazadas en el mundo

Miles de refugiados están afrontando el frío del invierno a la intemperie o en refugios precarios.

Las bajas temperaturas amenazan a muchas familias que han tenido que huir de sus países y se encuentran sin nada, atrapados entre fronteras o tratando de sobrevivir en los países de acogida.

Ucrania

En Ucrania, millones de personas se han quedado sin casa o están viviendo en hogares con ventanas, techos o paredes destrozados a causa de la guerra. Para muchas de estas personas, este es su primer invierno como desplazados internos y se enfrentan a temperaturas de hasta -20 ºC.

Necesitan refugios, ropa de abrigo y mantas desesperadamente.

La situación es crítica.

Afganistán

En Afganistán, donde las temperaturas invernales están bajando hasta los -15 °C en todo el país, muchas personas desplazadas y familias afectadas por el conflicto sobreviven en refugios improvisados. La mayoría no tiene acceso a electricidad y no puede permitirse comprar combustible para la calefacción.

Se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad.

Irak y Siria

En Irak y Siria, 3,4 millones millones de desplazados internos y refugiados viven su duodécimo año de desplazamiento forzado. Los países a los que han tenido que desplazarse son Líbano, Jordania y Egipto.

Sus refugios no están acondicionados para las heladas que están llegando, y necesitan urgentemente combustible, mantas y ropa para todo el invierno.

Nueve de cada diez personas refugiadas sirias viven en situación de pobreza extrema.

Campaña de invierno de ACNUR

ACNUR ha lanzado una campaña mundial para recaudar fondos para enviar ayuda de invierno a las familias desplazadas durante los meses más fríos del año. Los fondos se destinarán a proporcionar ropa de abrigo, mantas térmicas, materiales para la reparación de sus casas, paneles y lámparas solares, bombonas de gas y ayudas en efectivo para cubrir otras necesidades esenciales cara al invierno, como la calefacción.

El apoyo recibido hasta el momento es grande, pero insuficiente.

Una manta, un calefactor o un refugio pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.