Yemen: cada 10 minutos, un niño muere de hambre

niña_refugiada_yemen

El pequeño Mahmood es uno de los miles de desplazados que necesitan ayuda humanitaria para poder sobrevivir en Yemen. ACNUR trabaja sin descanso para llegar a todos los desplazados por cuatro años de guerra que dejan un país destruido en el que el hambre y la sed amenazan a miles de víctimas inocentes.

Con 1 €, un niño puede recibir 3 comidas en Yemen

Tipo de aportación
Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...

Cada día, la situación en Yemen empeora

370.000 niños
Sufren desnutrición aguda. En dos meses, esta cifra ronda el medio millón.
1 de cada 2
Yemeníes está en riesgo de inanición.
18,8 millones
De personas necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir.
 

ACNUR en Yemen trabaja para evitar la desnutrición

Tremendamente debilitados tras años de malnutrición y falta de agua, los más pequeños no logran superar las enfermedades que se propagan ante la falta de atención médica. Las cifras son trágicas: algunos socios con los que trabaja ACNUR estiman que cada 10 minutos un niño puede morir de hambre. Como consecuencia, no sólo las familias de hoy se verán afectadas: una generación de niños podrá tener problemas de crecimiento y desarrollo el día de mañana.

Desde 2016, ACNUR ha facilitado refugio a más de 100.000 desplazados. Desgraciadamente, no es suficiente. Sólo el 70% de los fondos necesarios para 2018 fueron cubiertos.

“Creo realmente que Yemen es una de las mayores tragedias de nuestra generación”
Joung-ah Ghedini-Williams, coordinadora de emergencias de ACNUR.