Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Historia de Ucrania, un país en la frontera de grandes imperios

historia de ucrania

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Ucrania es, hoy en día el segundo país más grande del continente europeo, con sus más de 600.000 km². Dentro de sus extensas fronteras habitan 42 millones de personas, la mayoría de ellas hablantes del idioma ucraniano y con una minoría importante de ruso parlantes. Aunque el estado actual no formalizó su independencia hasta 1991, el primer estado eslavo formado en la zona data del siglo IX. Desde entonces, se han sucedido varias estructuras estatales en una zona que ha sido siempre frontera entre grandes imperios. Esta es la historia de Ucrania:  

 

Del Rus de Kiev a la dominación de Austria y Rusia

El Rus de Kiev fue una confederación de tribus eslavas, recién establecidas en la zona de la actual capital ucraniana. Formó un vasto estado desde las orillas del mar Caspio hasta la actual Finlandia. Prosperó controlando las rutas comerciales hacia Constantinopla, la actual Estambul, y entonces capital del poderoso Imperio Bizantino. Con Bizancio estableció un acuerdo comercial de igual a igual y también adoptó su religión, el cristianismo ortodoxo, que sigue siendo la principal confesión del país en la actualidad.

El cambio en las rutas comerciales y las divisiones internas hicieron que el Rus se desintegrara hacia el siglo XIII. En los siguientes siglos, el territorio actual de Ucrania sería escenario de continuas batallas entre mongoles, húngaros y polacos, que finalmente pasarían a dominar casi toda la zona bajo la Mancomunidad de Polonia-Lituania.

En 1648, una alianza entre cosacos, tártaros y campesinos ucranianos logró expulsar a la Mancomunidad y establecer un estado independiente. El estado tuvo una vida efímera y el territorio acabó dividido entre los dos grandes imperios en auge en la región por aquel entonces: el Imperio Ruso y el Imperio Austrohúngaro. El status quo de la región no cambió hasta la Revolución Rusa y el final de la I Guerra Mundial, que supusieron el fin de ambos imperios.

La etapa soviética

Durante el periodo revolucionario que dio comienzo en octubre de 1917 en todos los territorios del Imperio Ruso, en Ucrania se dieron numerosas hostilidades.  Se conformó un bando nacionalista que trató de crear un Estado ucraniano independiente que se enfrentó al Ejército Rojo soviético y al Ejército Negro anarquista, dirigido por Néstor Majno.

En 1922 la victoria soviética era un hecho y la República Socialista Soviética de Ucrania fue uno de los miembros fundadores de la URSS. En este macro-estado estuvo integrado el territorio de Ucrania en las siguientes décadas, incorporando la región de Galitzia tras la II Guerra Mundial. Durante los años 30, las políticas agrícolas del régimen estalinista generaron una terrible hambruna en Ucrania, conocida como Holodomor, que provocó millones de muertos.

Tras la II Guerra Mundial, Ucrania contó con un cierto grado de autonomía, siendo miembro fundador de las Naciones Unidas en 1945. En 1954, la península de Crimea se incorporó a la República Socialista ucraniana, conformándose las fronteras del país internacionalmente reconocidas en la actualidad.

De la independencia a la inestabilidad en el siglo XXI

Tras la desmembración de la URSS y el fin de la Guerra Fría, Ucrania se convirtió por fin en un estado independiente en 1991. Durante las tres últimas décadas, la historia del país ha estado marcada por la inestabilidad económica y la pugna política entre los partidarios de mantener los lazos con Rusia y los que apuestan por reorientar la política exterior hacia occidente.

Los puntos álgidos de esta confrontación han sido la conocida como Revolución Naranja de 2004-2005 y las protestas de 2013, bautizadas como Euromaidán. Estas últimas acabaron degenerando en un conflicto armado en la parte oriental del país que ha provocado más de un millón y medio de desplazados internos y casi 25.000 muertos, según datos de la ONU.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(3 votos, media: 2,33 de 5)

Comments

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *