Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Sudán del sur, guerra y esperanzas de paz

sudan del sur guerra

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Tras declarar su independencia en 2011, Sudán del Sur ha vivido su corta historia sumido en la inestabilidad y la violencia. Un golpe de estado fallido en 2013 degeneró en una guerra civil que fue adquiriendo tintes étnicos. En Sudán del Sur, la guerra asola su territorio desde hace décadas, a pesar de ser el país más joven del mundo.

El conflicto armado ha provocado que casi 2,5 millones de sursudaneses hayan tenido que abandonar el país en busca de un lugar seguro por miedo a ser perseguidos por los actores armados que operan en el territorio.

La gran mayoría de refugiados se encuentran en Uganda, un país que a pesar de tener graves problemas económicos ha acogido con gran generosidad a sus vecinos y les ha dado una nueva oportunidad. Además de los refugiados, 1,8 millones de personas se encuentran desplazadas dentro de Sudán del Sur por culpa de la guerra.

Acuerdo de paz

Los dos líderes de los principales grupos armados firmaron un acuerdo de paz en septiembre. Sin embargo, la violencia sigue presente y muchos sursudaneses no han notado cambio alguno con el acuerdo.

Particularmente en las zonas rurales, el hambre, los combates y la violencia indiscriminada contra la población civil siguen formando parte del día a día. Las cosechas se vieron arruinadas durante años de guerra y actualmente buena parte de la población depende de la ayuda de organizaciones humanitarias para sobrevivir.

Además, las infraestructuras del país están completamente devastadas, haciendo prácticamente imposible una vuelta a la normalidad y una reactivación económica que permita a los sursudaneses poder salir adelante.

El acuerdo de paz contempla un Gobierno de unidad nacional del que formen parte líderes de ambos bandos. Ambas partes tendrán ocho meses para conformar el nuevo Ejecutivo, que estará en vigor durante los próximos tres años. Su gran reto será pacificar y reconstruir el país y permitir que los millones de desplazados puedan regresar a sus hogares.

Perspectivas de futuro

Desde ACNUR se valora positivamente el acuerdo de paz y se consideró un hito crucial hacia un alto el fuego permanente y una paz sostenida para millones de sursudaneses amenazados por la guerra.

«El proceso de paz debe incluir las voces de los refugiados y de los desplazados internamente en Sudán del Sur, para poner fin a más de cinco años de sufrimiento sin sentido», declara el Consejero Especial de ACNUR sobre la situación en Sudán del Sur, Arnauld Akodjenou.

Este conflicto debe acabar y el mundo debe apoyar a los millones de refugiados a regresar a sus casas en Sudán del Sur”, añade Akodjenou.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *