Empresas y RSE

Fundación Alimerka y ACNUR, aliados por los refugiados

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
07/09/2018

La Fundación Alimerka (organización sin ánimo de lucro vinculada al Grupo Alimerka) y el Comité español de ACNUR cumplen el tercer año de la alianza que comenzó en 2016 buscando juntos encontrar soluciones a la situación de población refugiada en el mundo.

Ese año, la Fundación Alimerka decidió abrir una nueva línea de actuación con el fin de apoyar a las personas refugiadas y desplazadas, dando a la alianza con el Comité español de ACNUR un valor prioritario. Con este objetivo, se firmó un acuerdo de colaboración para apoyar el programa de protección y asistencia humanitaria a los refugiados sirios en países de acogida: Jordania, Líbano, Egipto, Irak y Turquía.

Siria, la mayor crisis de refugiados de la historia reciente

Después de 7 años, la guerra siria ha provocado la mayor crisis de refugiados de nuestra historia reciente. 6,1 millones personas se encuentran desplazadas dentro del país y 5,59 millones buscan asilo en los países vecinos: Turquía acoge a más de 3,5 millones, Líbano a casi 1 millón, Jordania a 657.000 personas, Irak a 247.000 y Egipto a más de 127.000. Además, las llegadas a las costas europeas han sido incesantes, superándose las 15.000 vidas perdidas en el mar en los últimos años.

La población siria afectada por la guerra sucumbe a situaciones de pobreza y vulnerabilidad, por ejemplo, un 70% de los sirios que viven en Líbano se encuentra por debajo del umbral de la pobreza y un 50% está en situación de pobreza extrema. En Jordania, un 93% vive por debajo del umbral de la pobreza, en Egipto un 65% y en Irak un 37%.

Alimerka da sustento a 200 familias sirias

Durante los años del acuerdo, la Fundación Alimerka destinará a este proyecto un total de 36.000 euros que serán empleados por ACNUR en proporcionar a las familias esterillas aislantes, lonas de plástico y mantas térmicas para proteger del frío, bidones para agua, pañales y toallas sanitarias para higiene y saneamiento, así como dinero en efectivo con el que adquirir los productos necesarios para alimentarse y la posibilidad de contar con cocinas de gas para cocinarlos y calentarse.

Concretamente en este 2018, su ayuda se ha materializado en garantizar que 200 familias refugiadas sirias (1.000 personas aproximadamente) dispongan de cash assistance para adquirir los alimentos necesarios para todo un mes y cuenten con cocinas de gas para cocinarlos y calentarse.

En palabras del director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco: “Colaborar con ACNUR ayuda a posicionar a nuestra organización como un actor social en el ámbito internacional y, además, al disponer periódicamente de sus informes de seguimiento, podemos tener la certeza de que los fondos aportados están siendo distribuidos de manera eficiente y efectiva, contribuyendo en este caso a la protección y asistencia humanitaria de las personas refugiadas sirias en diferentes países de acogida”.

 

Noticias