Empresas y RSE

INDITEX dona 3 millones para responder a la crisis humanitaria de Ucrania

Inditex ayuda a Ucrania
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
Vie, 03/04/2022

A través de ACNUR, esta valiosa donación proporcionará ayuda urgente a personas vulnerables en las zonas de conflicto y a refugiados que huyen de Ucrania. Además, el grupo está enviando ropa de invierno para las personas que llegan a los países vecinos y los empleados de la compañía también lanzan una iniciativa para recaudar fondos.

A pocos días de comenzado el éxodo de personas desde Ucrania, INDITEX ha confirmado a ACNUR la donación de 3 millones de euros para asistir urgentemente a las personas vulnerables afectadas por la emergencia humanitaria. Esta donación marca un hito en la historia del Comité español de ACNUR puesto que representa la donación en efectivo de un privado más importe recibida por la organización.

Como ha indicado Pascal Moreau, Directora de la Oficina Regional de ACNUR para Europa: “En estos momentos en los que más de un millón de personas han huido de Ucrania y cientos de miles permanecen atrapadas dentro del país, agradecemos la enorme solidaridad de INDITEX, que rápidamente ha dado un paso adelante por los más vulnerables para poder brindarles ayuda de emergencia. España siempre ha sido una sociedad extremadamente solidaria con las personas refugiadas y la contribución de INDITEX viene a reforzarlo ahora cuando más se necesita, marcando el camino a otras empresas”.

Asimismo, los empleados de la compañía lanzan al unísono una iniciativa a nivel mundial para recaudar fondos y destinarlos a los más necesitados en la zona de conflicto.

INDITEX, además, donará prendas de invierno para las personas que han buscado refugio en países limítrofes a Ucrania. La empresa ha comenzado a realizar envíos urgentes, el primero con más de 70.000 prendas de abrigo, desde varios de sus centros logísticos, haciéndose cargo de todos los costes asociados a su envío al destino final.

12 millones
de personas dentro de Ucrania necesitarán ayuda y protección.
4 millones
de personas podrían huir a otros países en las próximas semanas.
 

Ayuda en Ucrania y países vecinos

Los fondos donados se destinarán a dos programas coordinados por Naciones Unidas: el primero, “Llamamiento urgente para Ucrania” está dirigido a personas vulnerables que permanecen en el país; el segundo, “Plan de Respuesta a Refugiados” cubre las necesidades más urgentes de quienes están huyendo del conflicto hacia países vecinos.

El “Llamamiento Urgente para Ucrania” incluye ayuda monetaria para las personas más vulnerables, asistencia alimentaria, agua y saneamiento, apoyo a los servicios de salud y educación, y ayuda para proporcionar alojamiento y reparar viviendas dañadas. El plan incluye el apoyo a las autoridades para establecer centros de tránsito y de acogida y para la prevención de la violencia de género.

El “Plan Regional de Respuesta a Refugiados” busca coordinar la ayuda en Polonia, la República de Moldavia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia durante por lo menos 6 meses. El plan incluye apoyo a estos países para proporcionar alojamiento, artículos de primera necesidad, asistencia en efectivo y apoyo psicosocial y de salud mental a quienes han huido de Ucrania, incluidas las personas particularmente vulnerables, como menores no acompañados.

Desplazados de Ucrania

Sobre la colaboración estratégica entre INDITEX y ACNUR

A principios de 2020, INDITEX y el Comité Español de ACNUR comenzaron una alianza para implementar un programa de donaciones en especie con el objetivo de satisfacer las necesidades de ropa de las personas refugiadas y desplazadas. A través de esta colaboración, en 2021 más de 2 millones de prendas de vestir nuevas y otros artículos fueron donados y distribuidos entre las personas refugiadas y desplazadas internas en países como Uganda y Burkina Faso. Esto ha permitido que miles de mujeres, hombres y niños, no solo reciban abrigo, sino que les ha permitido a las familias destinar el dinero previamente reservado a la compra de ropa a cubrir otras necesidades, como la alimentación o la educación.