Empresas y RSE

Invertir en refugiados, Filippo Grandi para el Financial Times

Refugiados mejoran la economia
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
08 Octubre 2018

Publicado por Filippo Grandi, Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados, en el Financial Times.

“Mientras los titulares de todo el mundo sobre refugiados están dominados por puntos de vista alarmistas, hay una revolución más tranquila en camino. Es impulsada por personas pragmáticas y emprendedoras que ven oportunidades donde otros ven amenazas y que entienden que los refugiados pueden ser productivos en el exilio, con el entorno y el apoyo adecuado de las comunidades en las que se establecen.

El sector privado es vital para poder hacer este esfuerzo y para conseguir los objetivos del Pacto Mundial de Refugiados que presentaré a la Asamblea General de las Naciones Unidas para su aprobación a finales de este año.

En 2017, el número de refugiados aumentó un 10 % hasta 25,4 millones – el mayor salto que ACNUR ha visto en un solo año. Al contrario de la creencia popular, el 85 % de ellos viven en regiones en desarrollo.

Muchos de estos lugares son tremendamente pobres y los programas de apoyo a los refugiados que acogen carecen permanentemente de fondos suficientes, apenas satisfacen las necesidades inmediatas.”

Refugio africano

Al contrario de lo que se cree, el 85% vive en países en desarrollo

“Está claro que necesitamos un nuevo enfoque más sostenible, que no dependa de los caprichos de la política, de las contribuciones de países o de la ilusión de que los conflictos terminen rápidamente.

El acuerdo global ofrece un plan para avanzar. Entre sus objetivos están aliviar la presión de países y comunidades de acogida y ayudar a los refugiados a ser más autosuficientes.

El acuerdo busca una nueva asociación trasversal en la que se incorporen contribuyentes innovadores y expertos de todos los segmentos. El sector privado desempeña un papel crucial, ya sea procurando inversiones y empleos en áreas de acogida de refugiados, haciendo que formen parte de la cadena de valor o ayudando a las agencias humanitarias a innovar para dar mejor asistencia.”

“Varias empresas de tecnología móvil ya han comprendido el beneficio económico de participar”

La conexión a Internet es tan importante para la vida de los refugiados como para la nuestra. Desde Lesbos hasta Cox’s Bazar, he visto en los últimos años a refugiados una y otra vez escalando la colina más cercana y sosteniendo sus móviles para conseguir señal o buscar la conexión WiFi más cercana. Las estaciones de carga son tan comunes como los puntos de distribución de ayuda.

Existe una necesidad cada vez mayor de que los refugiados estén conectados, ya sea para contactar con sus seres queridos, para estudiar o administrar un negocio. Pero los lugares donde viven, a menudo se encuentran en áreas en desarrollo que carecen de infraestructura. Además, los refugiados tienen dificultades para costearse los teléfonos y servicios móviles o no tienen los documentos necesarios para conseguir una tarjeta SIM.”

Empresas de telecomunicaciones

Para las empresas de telecomunicaciones, los refugiados son una gran oportunidad

“Para las empresas de telecomunicaciones que quieren innovar y colaborar con los gobiernos y las agencias de ayuda, los refugiados son una gran oportunidad. En los últimos dos años, los operadores de redes móviles han empezado a trabajar con ACNUR, con los reguladores nacionales y con los agentes de desarrollo para llevar la conectividad a algunos de los asentamientos de refugiados más remotos.

Para los refugiados que sí han conseguido conexión, los beneficios pueden cambiar su futuro - abriendo una gran cantidad de oportunidades de educación y formación, cruciales para su futuro. También aquí el sector privado nos ayuda a aprovechar los avances en tecnología.”

7.000 refugiados han obtenido diplomas en universidades de EEUU, Canadá, Suiza, Kenia y Australia

“ACNUR se ha asociado con universidades comprometidas con abrir sus programas a los refugiados, combinando la educación digital con clases cara a cara. Hasta el momento, más de 7.000 refugiados en África, Asia y Medio Oriente han podido obtener diplomas en universidades de EEUU, Canadá, Suiza, Kenia y Australia.

Las empresas con visión de futuro han trabajado con nosotros para superar las barreras y obtener nuevos clientes.

Todavía hay desafíos y necesitamos más colaboración para abordarlos – bien para mitigar los riesgos para las empresas que desean invertir, o abogar por políticas s que apoyen a empresas y refugiados.

Queremos ver estos esfuerzos ampliados y replicados en todo el mundo y en diferentes sectores, desde los servicios financieros hasta la energía renovable o la educación.”

Filippo Grandi
“Existen beneficios comerciales para aquellos que desean ingresar a este nuevo mercado. Pero se necesitarán empresas audaces para dar un paso adelante y ayudarnos a impulsar este cambio de mentalidad: pasar de ver a los refugiados como beneficiarios de la ayuda, a verlos como posibles clientes y contribuyentes.”
Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.
EQUIPO DE EMPRESAS
Conviértete en una empresa responsable y solidaria
 
EQUIPO DE EMPRESAS
 

Noticias