Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Consumo responsable para niños, ¿cómo inculcarlo?

consumo responsable para niños iStockphoto

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Cualquier edad es buena para transmitir los principios del consumo responsable. Sin embargo, la infancia es la etapa más recomendada para ello, pues es en este momento cuando se sientan las bases de nuestra personalidad y nuestro carácter. ¿Te has puesto a pensar por qué es tan importante el consumo responsable para niños?

 

Educación en valores y consumo responsable para niños

El consumo responsable es una de las alternativas al modelo de consumo masivo que apreciamos día a día. Se basa en valores como la responsabilidad, la conciencia del rol ciudadano, el cuidado de los recursos y el medioambiente y la solidaridad, entre otros.

Existe una gran diferencia entre inculcar estos principios en los primeros años o en cualquier otra etapa de la vida: el hecho de que pueden convertirse en elementos con la capacidad de generar conciencia sobre nuestra realidad.

Al aprender valores durante la infancia y asumirlos como algo natural a la condición humana, existen más probabilidades de que los pongamos en práctica y se conviertan en hábitos de vida. Es decir, se vislumbran como referentes de nuestro aprendizaje en sociedad y nos ayudan a definir aún mejor nuestro rol dentro de ella.

Esto se logra gracias a la educación en valores, un elemento que es preciso poner en marcha en los primeros años de vida de los niños, tanto en la educación escolar como en los principios que se transmitan en casa.

 

Consumo responsable para niños, ¿qué ganamos con ello?

Además de generar conciencia y formar personas críticas y con sentido social, inculcar el consumo responsable en los niños es una vía eficaz para hacerles ver lo importante que resulta cuidar el medioambiente y los recursos naturales, sobre todo teniendo en cuenta problemas de gran alcance como el calentamiento global o el cambio climático.

Las guías didácticas, los cuentos, las dinámicas y otros muchos recursos son esenciales en este proceso, pues debemos tener presente que la mejor vía para hablar a los niños de conceptos abstractos es a través de historias o elementos tangibles con los que ellos, de una u otra forma, se sientan identificados.

En ese sentido, ¿qué plantea exactamente el consumo responsable para niños? ¿Cuáles son los elementos esenciales de su propuesta? Repasemos algunos de ellos:

  • Conciencia del consumo

Lo fundamental es crear conciencia sobre la necesidad de consumir sólo aquello que necesitamos, es decir, lo que es básico para llevar una vida plena. Y, claro, tener siempre presente el impacto que produce lo que consumimos. Además, es muy importante que los niños sepan de dónde vienen los productos y servicios que forman parte de nuestra cotidianidad.

  • Visión de futuro

El futuro mejor debe ser otro elemento para tener en cuenta. La idea en este caso es inculcar en los niños prácticas y valores con los que más adelante puedan construir un mundo más equitativo y sociedades más justas y responsables.

  • El planeta como hogar de todos

Todos los seres vivos y los recursos naturales forman parte de algo que se llama planeta Tierra, el cual debe ser considerado como el hogar de cada uno de quienes lo habitamos. Es esencial que los niños comprendan este concepto y adquieran una visión holística y transversal de la realidad.

 

El consumo responsable para niños es mucho más que una cuestión didáctica. Tiene, de hecho, un trasfondo social y cultural fundamentado en valores como la solidaridad, la conciencia social, la responsabilidad y el cuidado del medioambiente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(2 votos, media: 2,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *