Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Educación en valores: cuentos cortos para dormir

cuentos cortos para dormir iStockphoto

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Llega la hora de ir a la cama y es habitual que nuestros hijos más pequeños nos pidan que les contemos un cuento. ¿No se te ocurre qué cuentos cortos para dormir son los más oportunos para la ocasión? ¿Qué tal si, por ejemplo, pruebas con alguno que transmita valores como la solidaridad o el respeto a la diversidad?

¿Se puede educar en valores con cuentos cortos para dormir?

No solo se trata de contar una historia. Los cuentos cortos para dormir también pueden ser un vehículo eficaz para reforzar la educación en valores de nuestros hijos.

Recuerda, además, que este tipo de educación es fundamental para generar en ellos sensibilidad con el entorno en el que se desenvuelven e incluso con otras realidades, lo que los convertirá en personas críticas, líderes, preocupadas por los problemas de su entorno y con iniciativa para generar cambios positivos.

Cuanto antes inculquemos en los niños valores como la convivencia, el respeto, la solidaridad, la cooperación y la ayuda humanitaria, más herramientas tendrán para ponerlos en práctica y asumirlos como una labor más de su día a día.

Ejemplos de cuentos cortos para dormir y educar en valores

Pero volvamos a la escena cotidiana que describíamos al inicio del post: nuestros hijos nos piden que les contemos una historia al irse a la cama. Y tú piensas en cómo hacer para que los cuentos cortos para dormir sirvan, a la vez, para inculcarles valores. ¿No se te ocurre ninguno? Echa un vistazo a la lista que te proponemos:

  1. ‘Los osos y el bosque’

Un grupo de osos juega tranquilamente al escondite en un bosque frondoso. Es fácil encontrar sitios para ocultarse. Pero un día se sorprenden al descubrir que muchos de los árboles del bosque han desaparecido. Decididos a hallar una solución, piden al guardabosque que hable con los hombres de la zona para que esto no vuelva a repetirse. El guardabosque les recuerda la importancia de los árboles para el medioambiente y los hombres acceden a la petición de los osos.

  1. ‘El leñador honrado’

Es la historia de un leñador humilde y bueno. Un día, mientras volvía a su casa andando por la orilla del río, su hacha cayó al agua. El leñador pensó en cómo haría para dar el sustento diario a sus hijos. En ese momento apareció un hada que le ofreció un hacha de oro, pero el leñador se negó a recibirla por no ser la suya; luego le ofreció otra hacha de plata, pero el leñador volvió a negarse bajo el mismo argumento. Finalmente, el hada le ofreció su hacha y el leñador la recibió con alivio. El hada, para recompensar su honestidad, le regaló tanto el hacha de oro como el de plata, y el leñador volvió a casa.

  1. ‘Ratón de campo y ratón de ciudad’

Cierta vez, un ratón de campo invitó a su primo, que desde hacía muchos años vivía en la ciudad. Preparó todo con esmero para hacerle sentir bien, pero a este la vida del campo no le agradaba en absoluto; al contrario, pronto se cansó y le propuso a su primo del campo que fueran una temporada a la ciudad. El ratón de campo aceptó la invitación, pero allí se dio cuenta de que no tenía la calma ni la paz del campo. Cada uno, a su modo, creía llevar el mejor estilo de vida. Al final, ambos ratones concluyeron que ninguno de los dos tenía razón; simplemente, sus puntos de vista eran distintos.

¿Conoces otros cuentos cortos para dormir con los que puedas transmitir valores a tus hijos? No dudes en contárselos: ¡es un excelente recurso para ello!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *