Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Efecto invernadero y calentamiento global: qué son y cómo se relacionan

efecto invernadero y calentamiento global

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Los polos se deshielan, el nivel del mar crece, la desertización avanza y las especies de animales y plantas se extinguen. Cada uno de nosotros desempeña un papel en lo que está sucediendo. Te contamos qué son el efecto invernadero y el calentamiento global, cómo se relacionan y a qué se deben.

New Call-to-action

Efecto invernadero y calentamiento solar: definición

El efecto invernadero se produce cuando determinados gases como el dióxido de carbono o el metano retienen una parte de la energía que emite la Tierra después de haberse calentado con la radiación del sol. En estos casos se produce una elevación de la temperatura que se parece a la que se da dentro de un invernadero.

El calentamiento global, por su parte, supone una elevación de la temperatura media de la Tierra y del agua que la recubre. Es decir, el efecto invernadero es una de las principales causas del calentamiento global, por lo que están íntimamente relacionados.

Consecuencias del calentamiento global

El calentamiento global, además del aumento de la temperatura de la Tierra que hemos mencionado, tiene otras consecuencias:

  • Aumento de las lluvias e inundaciones. Las temperaturas más elevadas suponen que las lluvias sean menos frecuentes pero tengan más intensidad, por lo que pueden provocar inundaciones.
  • Propagación de enfermedades. La temperatura más alta supone que determinadas enfermedades como la malaria o el dengue se difundan con mayor facilidad.
  • Deshielo de los glaciares. Al aumentar la temperatura de los océanos, el hielo de los polos se derrite y aumenta el nivel del mar, lo que puede amenazar a especies animales, vegetales y poner en peligro las localidades costeras.
  • Modificaciones en los ecosistemas. La elevación de la temperatura puede suponer cambios en las estaciones del año (lluvias torrenciales, huracanes) y en su duración, y que esos cambios afecten a los diversos ecosistemas de la Tierra.
  • Desaparición de animales y vegetales. Muchas plantas y animales no se adaptan a cambios de temperatura tan drásticos como los que se producen. Esto afecta enormemente a especies como los osos polares, por ejemplo.

¿Qué puedes hacer tú contra el calentamiento global?

Ante las graves consecuencias del calentamiento global que hemos visto, es esencial actuar y hacerlo de forma rápida. Cada uno de nosotros podemos poner nuestro pequeño grano de arena para mejorar la situación:

  • Racionaliza el consumo de energía para climatizar tu casa. No es necesario que tu casa esté helada en verano ni muy caliente en invierno. Haz un uso racional de la energía y programa la climatización para tener una temperatura confortable.
  • Desenchufa lo que no utilices. Los aparatos eléctricos que están enchufados aunque estén apagados siguen consumiendo energía, por lo que se recomienda desconectarlos siempre que se pueda.
  • Optimiza el uso de la iluminación. Puedes cambiar las bombillas incandescentes por leds de bajo consumo. Por otra parte, también puedes utilizar sensores de movimiento o instalar un sistema domótico en tu casa.
  • Compra electrodomésticos con calificación energética A. Ahorrarás energía y contribuirás al cuidado del medioambiente.

Frenar el calentamiento global debe ser una prioridad para permitir que las generaciones futuras puedan disfrutar del planeta y de toda su riqueza natural. ¿Nos ponemos en acción?

New Call-to-action

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(3 votos, media: 3,67 de 5)

Comments

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *