Contacta con nosotros900 907 826 / eacnur@eacnur.org

Juegos tradicionales del mundo: formas de expresión cultural

juegos tradicionales del mundo iStockphoto

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Así como el arte, la literatura, el teatro, la arquitectura, la música o la gastronomía son manifestaciones culturales de los pueblos, los juegos tradicionales del mundo también nos ayudan a entender la forma de ser y de sentir de determinadas sociedades.

El juego es ante todo otra forma de expresión. Aunque no necesariamente tiene que coincidir con la realidad, sí pone de manifiesto la manera en que un determinado grupo social entiende el mundo y su rol dentro de él.

Hay juegos que son patrimonio cultural de la humanidad como, por ejemplo, los Juegos Olímpicos, que se celebran cada cuatro años. Si bien se originaron en las antiguas polis de Grecia, con el tiempo se convirtieron en un símbolo de la integración de las naciones, la solidaridad, la convivencia y el respeto por la diferencia.

Cuatro ejemplos de juegos tradicionales del mundo

Muchos de los juegos tradicionales del mundo se han transmitido de generación en generación hasta nuestros días. Además de ese carácter cultural del que hemos hablado, son alternativas para el entretenimiento y el ocio. Veamos algunos ejemplos de ellos y sus principales aportes a la tradición:

  1. Capoeira

Aunque algunos la consideran una práctica deportiva, en realidad se trata de una expresión cultural que se originó en Brasil durante los años de la conquista portuguesa. Mezcla elementos como la danza, la música, la gimnasia y el baile, y evoca los momentos de ocio de los que gozaban los esclavos africanos que en ese periodo fueron llevados a América.

  1. Origami

Los japoneses siempre han considerado la paciencia como una virtud indispensable en su imaginario de vida. El origami, la técnica de formar figuras con trozos de papel, no solo potencia esta virtud, sino que a la vez contribuye a aumentar nuestra creatividad. Además, la técnica más antigua guardaba un estrecho vínculo con la naturaleza: los creadores solo formaban figuras que existieran en sus entornos, lo cual habla de que mantenían una relación directa con el medioambiente en general.

  1. Mamba

Originario de los países del sur de África, este juego ilustra la relación de las comunidades indígenas de esta región con la naturaleza que las rodea. El animal protagonista es la serpiente. Se debe delimitar un cuadrado en el que varios competidores intentarán esquivar a una persona que, en caso de capturarlos, los sumará a su causa. Cada capturado debe agarrar por la cintura a la persona que le ha cogido y así deben intentar capturar al resto. Como es lógico, con cada nuevo capturado la serpiente será más y más grande.

  1. Baraja española

Las cartas son una de las expresiones didácticas más extendidas en el mundo. En el caso de España, es especialmente reconocida su baraja, que refleja aquel mundo de dinastías, familias y reinos que forman parte de su historia. Sin embargo, no es del todo correcto hablar de la baraja española como un único juego; son muchos los que se pueden practicar combinando las cuatro figuras básicas, lo cual, al mismo tiempo, nos habla de la inventiva que caracteriza a los pueblos ibéricos.

Como ves, los juegos constituyen una parte importante de nuestra identidad y de nuestra cultura. Hablan de quiénes somos y de por qué empleamos ciertos patrones y no otros. ¿Tienes otros ejemplos de juegos tradicionales del mundo?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con *