Emergencias

Las 6 crisis con mayor falta de fondos

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
09 Octubre 2018

Bajo el título “Con falta de fondos”, ACNUR publica hoy un informe sobre las crisis humanitarias con mayores problemas de financiación.

Los fondos para atender a los refugiados siguen bajando

La financiación para la ayuda humanitaria destinada a las personas que han tenido que huir de sus hogares es cada vez más reducida. En 2018, apenas cubre la mitad de las sus necesidades, aumentando los riesgos derivados.

Así lo indica el informe publicado hoy por ACNUR en el que se constata que, ante un número cada vez mayor de personas que se han visto forzadas a huir de sus hogares, la financiación disponible para cubrir sus necesidades sigue bajando.

En 2018 se espera que solo el 55% de los fondos estén cubiertos. Una cifra que disminuye cada año.

6 crisis humanitarias muy golpeadas por la falta de financiación

Las consecuencias de esta falta de financiación se vuelven demasiado reales en el día a día de quienes dependen de la ayuda humanitaria: crecimiento de la tasa de desnutrición, mayor hacinamiento en las instalaciones sanitarias, refugios cada vez más deteriorados, aulas superpobladas, niños que no pueden ir a la escuela, y el aumento de riesgo de violencia sexual ante la escasez de personal de protección.

Entre las emergencias más afectadas por esta falta de fondos, el informe reporta 6 países donde las consecuencias se hacen visibles cada día.

Burundeses en Ruanda pesando a un niño

Burundi: 28%

A pesar de su pequeño tamaño, este país se ha convertido en la emergencia con menor financiación del mundo, con solo el 28% de los fondos recibidos para atender a las 400.000 personas de Burundi refugiadas en países vecinos.

  • Esto ha obligado a recortar las raciones de comida, dejando a muchos refugiados con alimentos insuficientes para sus familias.
  • El hacinamiento en las letrinas comunales aumenta el riesgo de brotes de enfermedades y no ofrece la privacidad necesaria para proteger a mujeres y niños.
  • En Tanzania, la mayoría lleva años viviendo en refugios de emergencia, diseñados para un uso temporal, en condiciones muy precarias.
  • Las aulas y centros de salud están abarrotados, los materiales de aprendizaje son insuficientes y el personal para ayudar a niños solos y a víctimas de violencia sexual es muy limitado.

Congo: 31%

La región afectada por el conflicto en la República Democrática del Congo solo ha recibido el 31% de los fondos de ACNUR hasta ahora. Esto ha afectado a la capacidad de los trabajadores humanitarios para proporcionar materiales de subsistencia.

  • A menudo, no se cumplen los estándares mínimos en distribución de alimentos, nutrición, salud y otras necesidades básicas.
  • Los asentamientos en los países de acogida albergan a 800.000 refugiados llegando al límite de su capacidad. Aun así, se necesita acomodar a nuevas llegadas ante el repunte de la violencia.
  • Urgen, además, fondos para detener la propagación de enfermedades.
Niña afgana

Afganistán: 32%

Miles de familias afganas siguen sin poder volver a sus hogares mientras el conflicto se acerca a su cuarta década.

  • En 2018, ACNUR solo ha recaudado el 32% de los fondos necesarios, lo que retrasa la rehabilitación de los hogares de 132.700 familias afganas y la creación espacios seguros para mujeres y niños.
  • En Pakistán, esta situación afecta a la escolarización en educación primaria de 57.000 niños refugiados, y a los servicios básicos de salud en 54 aldeas de refugiados.
  • En Irán, la escasez de fondos deja a muchos refugiados vulnerables sin acceso al sistema de salud y reduce la atención primaria en ubicaciones remotas.
  • Además, el número de niños afganos que pueden matricularse en las escuelas es cada vez más limitado.

Sudán del sur: 33%

La guerra en la nación más joven del mundo es otra de las emergencias peor financiadas, con solo el 33% de las necesidades cubiertas.

  • Sin fondos suficientes, el suministro de alimentos se interrumpe con frecuencia. Se registran altas tasas de desnutrición aguda y severa, especialmente en mujeres y niños.
  • Las raciones completas para refugiados sursudaneses solo están disponibles en Kenia, Uganda y el 75% de la República Centroafricana.
  • 80.000 refugiados no tienen acceso a letrinas y, en algunos casos, hay más de 70 personas para una letrina comunitaria.
  • En Uganda, no hay personal suficiente para proteger adecuadamente a los niños (el 63% de la población refugiada), con un trabajador social por cada 150 niños.
  • Tampoco el suministro de agua es suficiente.
Siria huida

Siria: 35%

Refugiados y desplazados sirios también se ven directamente afectados por el déficit de fondos, con solo un 35% de la financiación necesaria para 2018.

  • Se necesita más ayuda para enviar material de invierno, especialmente a Líbano y Jordania, donde las temperaturas podrían bajar a -18º.
  • Si no se reciben fondos, la asistencia en efectivo se detendrá en noviembre, lo cual podría tener un impacto devastador en las familias refugiadas en Jordania y Líbano, donde la mayoría vive por debajo del umbral de la pobreza.
  • El aumento de los costes de la atención médica está haciendo que no todas las familias refugiadas reciban los servicios médicos básicos como las vacunas infantiles. Se necesitan recursos para dar asistencia médica a 35.000 refugiados sirios especialmente vulnerables.

Somalia: 37%

Tras décadas de conflicto en Somalia, los somalíes han logrado algunos avances, pero la situación sigue siendo frágil y necesita un apoyo continuo. Solo el 37% de la financiación conseguida para este año, lo que hace peligrar un deterioro de las condiciones humanitarias.

Las cuotas de socios van a “Dónde más se necesita” y hacen posible llegar a las emergencias más olvidadas.
 
Las cuotas de socios van a “Dónde más se necesita” y hacen posible llegar a las emergencias más olvidadas.
 
Las cuotas de socios van a “Dónde más se necesita” y hacen posible llegar a las emergencias más olvidadas.
 
Las cuotas de socios van a “Dónde más se necesita” y hacen posible llegar a las emergencias más olvidadas.
 
Las cuotas de socios van a “Dónde más se necesita” y hacen posible llegar a las emergencias más olvidadas.
 
 

Noticias