Emergencias

El Premio Nansen 2016 recompensa la labor de rescate a refugiados en Grecia

Premio Nansen 2016 para la labor de rescate de los voluntarios en Grecia
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
19 Septiembre 2016

Konstantinos Mitragas, del Equipo de Rescate Helénico, y Efi Latsoudi, activista de los derechos humanos en el campamento PIKPA, un espacio para refugiados en Grecia en la isla de Lesbos, son los ganadores del Premio Nansen para los Refugiados 2016.

Cada año, ACNUR entrega el Premio Nansen al que da nombre el célebre explorador polar noruego Fridtjof Nansen, el primer Alto Comisionado de la Liga de las Naciones, predecesora de las Naciones Unidas.

Este año, el Premio Nansen reconoce los esfuerzos de los voluntarios para ayudar a quienes llegaron a Grecia durante 2015 y hace una reflexión sobre el espíritu del voluntariado como respuesta a la crisis de refugiados y migrantes en Europa.

Desde hace años, un gran número de refugiados y migrantes llegan hasta Grecia. El año pasado, esta cifra ascendió hasta el nivel de emergencia. Sólo la isla de Lesbos acogió a 500.000 personas en 2015, casi la mitad de las más de un millón de personas que arriesgaron su vida en el Mediterráneo. En octubre, más de 10.000 personas llegaban cada día huyendo de los conflictos en Siria, Irak y Afganistán.

Los heroicos esfuerzos humanitarios de los voluntarios han hecho posible que muchos refugiados en Grecia sobrevivan y den sus primeros pasos hacia una vida normal.

Los voluntarios en Grecia del HRT, un ejemplo para el mundo

Más de 2.000 voluntarios del Equipo de Rescate Helénico (HRT, por sus siglas en inglés) trabajan desde 1978 en rescates en el mar Egeo y en las montañas griegas. En 2015, trabajaron 24 horas al día para responder a las infinitas peticiones de rescate en medio de la noche. A lo largo del año, llevaron a cabo más de 1.000 operaciones de rescate, salvaron 2.500 vidas y asistieron a más de 7.000 personas.

Konstantinos Mitragas, secretario general del HRT, trabaja como voluntario supervisando desde los entrenamientos hasta las relaciones con los medios del equipo de rescate de refugiados en Grecia.

“Creo que hay algo en tu corazón que te empuja y te hace voluntario. Claro que muchas veces estamos asustados. Eso es lo que nos mantiene vivos”, asegura. Padre de dos hijos y hombre de negocios en Tesalónica como profesión, Konstantinos trabaja de forma voluntaria de capitán en los barcos de rescate del HRT.

PIKPA, un campamento para refugiados altamente vulnerables en la isla de Lesbos

Desde 2012, este centro se alzaba en la isla de Lesbos para acoger y dotar de un refugio seguro a aquellos migrantes y refugiados que llegaban a través del mar. Efi Latsoudi, hoy premiada con el Nansen para los Refugiados, fue una de sus impulsoras. Así, la isla griega pasó de ser una granja de verano para niños a un lugar seguro de acogida para personas altamente vulnerables financiado por el municipio de Lesbos.

Mujeres que han perdido a sus hijos en el mar y adultos y niños con discapacidades son algunos de los colectivos que encuentran acogida en la isla griega. Durante la crisis de los refugiados, PIKPA recibió alrededor de 600 personas cada día y, aunque su capacidad es de 150, distribuían 2.000 comidas cada día. Cientos de voluntarios hacían posible el propósito de Efi: proteger a los más necesitados.

Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Hay millones de personas que se ven obligados a huir de su hogar. y necesitan ayuda
 
 

Noticias