Emergencias

Tal Afar en el punto de mira de la lucha en Irak

civiles Irak
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
23/08/2017

Las luchas alrededor de la ciudad de Tal Afar, en Irak, se intensifican, mientras ACNUR pide poner el foco en la protección de los civiles.

Las fuerzas iraquíes luchan por retomar Tal Afar de grupos extremistas en Irak

El 20 de agosto comenzaban las operaciones del gobierno de Irak para recuperar la ciudad de Tal Afar, al norte del país, de los grupos extremistas. Una ciudad a 65 kilómetros al noroeste de Mosul que cayó en el control de grupos armados extremistas en 2014. Desde entonces, miles de personas luchan por sobrevivir.

Antes del conflicto, Tal Afar era el hogar de alrededor de 200.000 personas, pero las difíciles condiciones de vida en una ciudad tomada por los extremistas con limitado acceso a básicos como agua y comida obligó a huir a más de 30.000 personas del distrito de Tal Afar en el mes de abril. A día de hoy, muchos viven en campos de refugiados o desplazados.

Desplazados iraquies

Tal Afar, 3 años sin ayuda humanitaria

Desde que la ciudad fue tomada por los extremistas, las agencias humanitarias no han podido acceder a la ciudad de Tal Afar. Aunque miles de personas han huido, otros miles siguen atrapados en el nuevo punto de mira de la lucha.

Quienes han conseguido escapar relatan las condiciones extremas de sus últimos meses: sin comida ni agua, sin electricidad y con cada vez menos ayuda médica. Muchos dicen haber sobrevivido con agua sucia y pan durante tres o cuatro meses.

Las familias que han conseguido escapar, se arriesgan a morir en un camino donde muchos han visto cadáveres asesinados por los extremistas, muertos por deshidratación y enfermedades en un trayecto de más de 20 horas bajo temperaturas de hasta 50º. Muchos llegan exhaustos, deshidratados y heridos por francotiradores y minas explosivas y, a menudo, se ven obligados a dejar detrás a mayores, discapacitados e incluso niños que no sobrevivirán al arduo camino.

ACNUR trabaja para proteger a los civiles iraquíes que huyen de la región de Tal Afar

Los colaboradores de ACNUR en materia de protección han estado presentes en los puntos de acogida, identificando y detectando las necesidades de asistencia de cada caso.

Según cuenta Andrej Mahecic, portavoz de ACNUR, en la última semana han recibido más de 1.500 familias en el centro de tránsito de Hammam Al Alil a 20 kilómetros al sureste de Mosul. Es un lugar donde dormir y recibir la asistencia más básica.

Además, ACNUR trabaja en la construcción de terrenos para otras 1.000 familias, unas 6.000 personas, a 25 kilómetros al sureste de Mosul que se espera que esté abierto dentro de 9 días

y gestiona el campo de Nimrud, capacitado para recibir a más de 22.000 desplazados en los próximos días.

Otras 150 familias de Tal Afar, unas 900 personas, viven refugiadas en los campos de ACNUR al este de Mosul.

ACNUR en Irak

“Tememos que los civiles sean tomados como escudos humanos”

El portavoz de la Agencia, Andrej Mahecic, ha mostrado su preocupación respecto a que los civiles iraquíes vuelvan a ser tomados como escudos humanos y que, si intentan huir, el resultado sean ejecuciones y disparos. Mahecic llama a todas las partes del conflicto a permitir a los civiles llegar al área de seguridad.

“Igualmente estamos preocupados por los episodios de acoso, ataques de venganza y abusos a los desplazados de Tal Afar que han sido reportados”, dice Andrej Mahecic. “Volvemos a hacer un llamamiento a las autoridades de Irak para que doblen sus esfuerzos para asegurar la prevención, la seguridad y el tiempo de respuesta en estos incidentes”, reiteraba.

Más de 3 millones de desplazados en Irak irán en aumento

Mientras el gobierno iraquí recupera el control de las zonas tomadas por los extremistas desde donde podrían desplazarse 100.000 personas, ACNUR busca anticiparse a estos posibles desplazamientos, pero la falta de financiación de las operaciones humanitarias de ACNUR en Irak llega a niveles críticos. Los recortes de la financiación amenazan seguir llevando ayuda humanitaria.

Se necesita ayuda urgente para refugios, material de abrigo de cara al invierno y ayudar a los retornados a volver a las zonas que han vuelto a ser seguras.

Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro
 
Hazte socio de ACNUR y contribuirás a que millones de personas refugiadas puedan tener una educación digna.
 
Más de 65 millones de personas han huido de la violencia y necesitan tu ayuda.
 
Más de la mitad de los refugiados son niños. Colabora con ACNUR para que puedan tener un futuro digno.
 
Colabora con ACNUR y contribuirás a que millones de personas tengan un refugio seguro.
 
 

Noticias