Entidades Públicas

El Gobierno Vasco se solidariza un año más con la población refugiada siria

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
05/07/2018

La Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, mediante concesión de una subvención directa, colabora con una ayuda humanitaria de 200.000 € en solidaridad con la población refugiada siria.

El propósito de este proyecto es contribuir al proceso de protección internacional de la población siria refugiada en las zonas urbanas de la gobernación Mount Lebanon, en Líbano. Se centrará esencialmente en proveer a 106 familias (636 personas) de asistencia en efectivo para satisfacer sus necesidades básicas, según estándares internacionales.

El presente proyecto no constituye una iniciativa aislada, sino que se enmarca en el “Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia 2018 - 2019 de Respuesta a la Crisis Siria” de ACNUR.

Las ayudas en efectivo permiten que los refugiados determinen sus propias necesidades prioritarias y que tomen decisiones en cuanto a la mejor manera de hacerles frente, lo que contribuye a su dignidad. El efectivo es a menudo una forma menos visible que la ayuda en especie, lo que reduce el riesgo de extorsión o hurto. Este tipo de ayuda también juega un papel importante en la “normalización” de la vida de un refugiado en su nuevo entorno, a través del empoderamiento económico.

Además, como las ayudas en efectivo a menudo proporcionan beneficios a los refugiados y a las comunidades de acogida (generación de ganancias a través del mercado local), ayudan en general a asegurar una relación fluida entre los refugiados y las comunidades de acogida, como se contribuirá en este caso a una mayor cohesión social entre comunidades jordanas de acogida y refugiadas sirias.

Noticias