Entidades Públicas

Gobierno de Canarias, con la población camerunesa refugiada en Nigeria

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
Vie, 10/07/2022

Con su apoyo, el Gobierno canario ayuda en los servicios de salud primaria para la población camerunesa refugiada y comunidades de acogida en los Estados de Akwa-Ibom, Cross River, Benue y Taraba.

El conflicto en Camerún continúa y ha provocado que, en el último año (desde enero 2021), la cifra de refugiados en territorio nigeriano haya aumentado en unas 9.000 personas aproximadamente y, desde luego, sin visos de llevar a cabo una repatriación voluntaria en condiciones de seguridad. Solo en el mes de diciembre de 2021 los grupos armados no estatales perpetraron 11 incidentes con artefactos explosivos improvisados en el noroeste y el suroeste de Camerún, incluidos dos en la ciudad de Buea, dirigidos a comunidades locales. A esto se añade un aumento de contagios de COVID-19 altamente preocupante y un brote de cólera en la región suroeste que sigue extendiéndose. De hecho, debido al conflicto en Camerún durante 2021 se decretó una nueva emergencia por el desplazamiento masivo de refugiados hacia Chad, que a 31 de diciembre había alcanzado los 35.784 refugiados registrados por ACNUR Nigeria, de los cuales el 88% son mujeres y menores.

En enero de 2022 la cifra acumulada de población retornada a Nigeria ascendió aproximadamente a 1.943.445, de las cuales aproximadamente un 8% son personas refugiadas retornadas de forma espontánea. El retorno de población refugiada y desplazada interna se produce principalmente en las sedes de las zonas de gobierno local, donde un gran número termina en campos de población desplazada interna debido a la inseguridad y a la falta de servicios básicos en sus aldeas de origen. A esto se suma la crisis de refugiados con más de 72.000 personas refugiadas camerunesas en la región sudoriental de Nigeria.

Para dar mayor capacidad de atención a la población en los centros de salud ubicados en los Estados de Akwa-Ibom, Cross River, Benue y Taraba, el Gobierno de Canarias ha concedido 50.000 euros.

Esta aportación mejora el acceso a servicios de salud de la población refugiada camerunesa y local de acogida, mediante la dotación de equipos, medicamentos y suministros clínicos de diferente índole, la ampliación del personal médico-sanitario especializado, incluyendo diferentes formaciones en cuestiones médicas; así como la capacitación de los agentes de salud comunitarios con el objetivo de que formen parte del sistema de salud nigeriano como unos agentes de conexión entre las poblaciones refugiadas y locales de acogida y el sistema de salud. Todo ello complementado con la realización de campañas de prevención y sensibilización.

Agradecemos al Gobierno de Canarias su solidaridad ante emergencias como esta.

Noticias