Entidades Públicas

La Diputación de Jaén sigue apoyando a los refugiados sirios

refugiados sirios en Líbano
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
10/08/2017

El Presidente de la Diputación de Jaén y la Representante del Comité español de ACNUR firmaron el pasado mes de mayo un nuevo convenio con el objetivo de asistir a la población siria refugiada en Líbano en materia de vivienda y refugio.

Los refugiados sirios suponen el 25% de la población del Líbano, una presión demográfica que tras siete años de guerra supone un peso añadido al competitivo mercado laboral y satura las ya deficientes infraestructuras del país. Las personas refugiadas de Siria en Líbano han alcanzado una situación crítica con cada vez menos recursos y ahorros y con un acceso restringido a oportunidades laborales. Los hogares sirios se enfrentan a una incapacidad para asegurar las necesidades más básicas: alimentos, vivienda adecuada y artículos domésticos básicos para sus hogares, incluyendo ropa y artículos para el hogar, así como la atención médica y la educación de sus niños.

En los últimos cinco años, el porcentaje de hogares sirios refugiados que viven por debajo de la línea de pobreza (3,84 dólares por habitante / día) ha ido en aumento. En 2016, ya vivía bajo esta línea el 71 % de los/as refugiados/as, comparado con el 69 % en 2015 y el 49 % en 2014. Más aún, el 53 % está en condiciones seriamente vulnerables, es decir, viviendo por debajo del considerado mínimo de supervivencia.

En este contexto, la presión sobre el mercado inmobiliario hace que los más vulnerables tengan un acceso muy limitado a viviendas asequibles y adecuadas, y esto ha provocado que cada vez un mayor número de sirios viva en edificios deficientes, en condiciones peligrosas, de hacinamiento o en asentamientos informales sin protección alguna frente al frío. Como consecuencia, las familias sirias refugiadas en Líbano se ven obligadas a desplazarse continuamente (un 13% en los últimos seis meses), por no poder afrontar el coste de la vivienda, por miedo a que les desalojen, o porque su vivienda está en condiciones inaceptables, y muchas acaban migrando hacia las zonas urbanas tradicionalmente más deprimidas del país.

Y así, la subvención de la Diputación de Jaén está por tanto destinada a ayudar a que las familias sirias beneficiarias del proyecto puedan acceder a una vivienda digna y vivir sin miedo a que les expulsen nuevamente. La contribución de la institución provincial se suma a la línea de colaboración que desde hace 14 años mantiene con el Comité español de ACNUR, y que muestra la continua solidaridad de la Diputación de Jaén hacia quienes se ven obligados a huir de la violencia y la persecución.

Noticias