Entidades Públicas

La Junta Castilla-La Mancha y la protección para los desplazados internos en Yemen

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
Lun, 04/04/2022

Para asegurar el refugio y artículos no alimentarios de emergencia para los desplazados en el país, la junta de Castilla-La Mancha realiza una aportación de 30.000 euros.

Yemen ocupaba el puesto 155 en el Índice Global de la Brecha de Género en 2021, frente al 115 de 2006, a pesar de los esfuerzos y programas intensivos en este sentido. El conflicto y la guerra han hecho que la situación del desarrollo humano en Yemen se deteriore, ya que el país está clasificado entre los países con el índice de desarrollo humano más bajo del mundo, ocupando el puesto 179 de los 189 países incluidos en el Informe 2020.

En 2021, en las zonas rurales, el 72% de los hogares gestionados por mujeres están en la línea de la pobreza frente al 20% de las zonas urbanas. El 40% de las familias desplazadas encontraron refugio en viviendas alquiladas, aunque alrededor del 28% de ellas afirmaban estar bajo amenaza de desahucio por no poder pagar su alquiler de forma regular. En consecuencia, muchas corrían el riesgo constante de perder su refugio y quedarse sin hogar, lo que aumentaba su desprotección y otros riesgos de sufrir daños. Más de la mitad, concretamente el 56%, vivía en refugios que necesitaban reparaciones importantes y alrededor del 33% en refugios improvisados, tiendas de campaña, centros colectivos o no tenían hogar. La población yemení afectada por la guerra se ve inmersa en situaciones de pobreza y vulnerabilidad.

Para contribuir al proceso de protección internacional de las personas desplazadas internamente en Yemen asegurando el acceso a necesidades esenciales, la Junta de Castilla-La Mancha ha aportado 30.000 euros. El proyecto ha atendido a las necesidades de protección de 1.500 desplazados yemeníes en Marib, Hajjah, Al Hudaydah, Amran, Amanat Al Asimah, Taizz e Ibb a través de la dotación de refugio seguro y artículos no alimentarios de emergencia.

Por lo menos 300 familias desplazadas yemeníes han accedido a una vivienda de emergencia y artículos domésticos necesarios para su supervivencia. El trabajo de ACNUR en Yemen es difícil debido a un acceso humanitario restringido en numerosas áreas.

Agradecemos nuevamente La Junta Castilla-La Mancha su solidaridad ante emergencias como esta.

Noticias