Eventos

1 año sin ayuda: un convoy llega a Jayrud, la ciudad sitiada

convoy humanitario ACNUR y otras agencias
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
31/05/2017

El convoy humanitario de ACNUR y otras organizaciones humanitarias ha entregado comida, medicinas y otros materiales de ayuda humanitaria a 44.000 habitantes sin suministros en Jayrud, una ciudad sitiada en Siria que no recibía ayuda desde el pasado junio.

Cinco años en una ciudad sitiada. La historia de Muhammed

Este desplazado sirio tiene 45 años y cuatro hijos a los que alimentar. Antes de la guerra, vivían en una pequeña ciudad cerca de Damasco. En 2012, la violencia le llevó a huir a Jayrud para proteger a su familia: un área agrícola entre la antigua ruta comercial de Damasco a Palmira.

Una vez allí, les fue imposible moverse de la ciudad sitiada. En ella han pasado los últimos 5 años sin contacto con el mundo, viviendo en el sótano de una mezquita junto a otras 7 familias en condiciones realmente precarias. Cada día, luchan por salir adelante.

Sin trabajo, la ayuda humanitaria de organizaciones y locales es su única esperanza para alimentar a su familia. Pero ha pasado casi un año en el que organizaciones como ACNUR no habían podido entrar en la ciudad sitiada para llevar bienes tan básicos como comida.

“No hemos recibido ayuda desde junio del año pasado y no teníamos nada. No hay arroz, trigo ni aceite para nuestros niños. El precio de la comida es alto y no hay trabajo para conseguir comida”, dice el padre de familia.

7 años de guerra civil en Siria han llevado a más de 5 millones de personas a buscar seguridad en países vecinos. Otros 6.3 millones, como Muhammed y su familia, se han convertido en desplazados.

niños en siria reciben ayuda humanitaria

Un convoy humanitario consigue entrar en la ciudad sitiada

Después un año sin que Agencias de la ONU como ACNUR u otras Organizaciones pudieran entrar en la ciudad sitiada, un convoy humanitario ha conseguido llegar a Jayrud.

41 camiones de ACNUR y otras organizaciones han llevado comida, medicinas, libros escolares y útiles domésticos a 44.000 personas que viven en la ciudad sitiada y otros pueblos de alrededores donde no habían recibido ayuda humanitaria desde que comenzó la guerra.

Durante la operación, los trabajadores de ACNUR han coincidido con locales y organizaciones para evaluar las condiciones en las que viven. Quienes un día conocieron la próspera ciudad de Jayrud, aseguran que la mayor parte de los residentes necesitan desesperadamente cuidados médicos y medios de vida.

“Durante esta misión, hemos evaluado las clínicas de operaciones y hemos hablado con profesores, mujeres y niños para escuchar sus necesidades”
Jolanda Van Dijk, oficial de ACNUR/UNHCR

Muchos viven en edificios sin terminar y granjas, sin agua, sin electricidad y con muy pocas posibilidades de conseguir un trabajo que les de una renta básica para poder vivir.

Este convoy humanitario ha podido llevar a Muhammed y otras familias de la zona material de supervivencia, pero hace falta una solución duradera para el conflicto que permita a sus hijos recuperar la infancia perdida.

“Espero que la paz pueda convertir Siria en un país próspero una vez más y mis hijos puedan seguir sus vidas como otros niños del mundo”, dice el padre.

Envía ayuda humanitaria a millones de refugiados sirios que han tenido que huir de la guerra
 
Envía ayuda humanitaria a millones de refugiados sirios que han tenido que huir de la guerra
 
Envía ayuda humanitaria a millones de refugiados sirios que han tenido que huir de la guerra
 
Envía ayuda humanitaria a millones de refugiados sirios que han tenido que huir de la guerra
 
Envía ayuda humanitaria a millones de refugiados sirios que han tenido que huir de la guerra