Eventos

Trata de personas: la esclavitud del siglo XXI

Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
29 Julio 2019

MIles de hombres, mujeres y niños son víctimas del tráfico de personas, dentro y fuera de sus países. Prácticamente todos los países del mundo están afectados por la trata de personas, ya sea como país de origen, de tránsito o de destino de las víctimas.

El 30 de julio es el Día contra la Trata de personas, una lacra que tiene diversas caras: la explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o prácticas análogas, la servidumbre o la extracción de órganos. Es la llamada esclavitud del siglo XXI.

El Informe Global sobre el Tráfico de Personas 2018 que elabora la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ofrece algunos datos reveladores sobre la situación de la trata de personas en el mundo. El tráfico de personas está adquiriendo dimensiones espantosas, especialmente en zonas de conflicto, donde las mujeres son usadas como esclavas sexuales para recompensar a los combatientes y los niños son convertidos en soldados para propagar el miedo. Norteamérica, América Central y el Caribe registran un mayor porcentaje de niños entre las víctimas, con un 66 por ciento.

Algunos datos

El 72%
de las víctimas detectadas en 2018 son mujeres o niñas.
El 59%
de las víctimas son explotadas sexualmente.
24.000
casos detectados entre 2014 y 2016.
 
Ayúdanos a evitar que refugiados y desplazados caigan en las redes de trata.
 
Ayúdanos a evitar que refugiados y desplazados caigan en las redes de trata.
 
Ayúdanos a evitar que refugiados y desplazados caigan en las redes de trata.
 
Ayúdanos a evitar que refugiados y desplazados caigan en las redes de trata.
 
Ayúdanos a evitar que refugiados y desplazados caigan en las redes de trata.
 

142 países han registrado víctimas de la trata de personas

Ningún país es inmune al tráfico de personas. El aumento en el número de víctimas detectadas ha sido más pronunciado en las Américas y en partes de Asia. Estos aumentos pueden ser el resultado de una mayor capacidad nacional para detectar, registrar y reportar datos, o el resultado de un aumento de la ocurrencia de la trata. En 2009, solo 26 países recopilaban datos sobre trata. Ahora, son ya 65.

Datos sobre la trata de personas en distintas zonas del planeta:

  • América del Norte, Centroamérica y el Caribe: un 55% de las víctimas de trata son niñas y 11% niños, lo que hace que sea la región con más menores víctimas (66% del total). El 87% de las víctimas son explotadas sexualmente.
  • Sudamérica: más del 80% de las víctimas son mujeres a las que se las explota sexualmente. El trabajo forzado y las adopciones ilegales son otros de los delitos más comunes en esta zona.

África y Asia apenas casi no registra víctimas y los traficantes no son juzgados. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) pide a los Estados de esas regiones que se esfuercen más en aplicar la normativa internacional. “En algunos países, parece que los traficantes no corren ningún riesgo de tener responder a la justicia”, señala el informe.

La mayor parte de los casos se detectan en los países de origen de las víctimas, pero las naciones más desarrolladas suelen ser el destino de personas que caen en la trata internacional después de ser engañadas por redes.

Trata de personas: un 72 % son mujeres y niñas

El informe de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito (UNODC) muestra que el 72% de las víctimas detectadas en 2018 en todo el mundo son del género femenino. El 49% de los casos son mujeres adultas y 23% son niñas, lo que representa un incremento en relación con el informe anterior, de 2016. Las mujeres y niñas refugiadas, por pertenecer al género femenino y por ser refugiadas, están expuestas muchos riesgos y peligros.

Cuando se trata de traficantes, las cifras por género dan la vuelta: el 63% son hombres. Suelen proceder del mismo país y hablar el mismo idioma que las víctimas, lo que ayuda a crear una cierta confianza. El 37 % de mujeres implicadas en el tráfico de personas es, aun así, un dato más alto que en otro tipo de delitos. Se emplean, a menudo, para captar a mujeres y niñas, aprovechando la complicidad de género.

Más de la mitad, víctimas de tráfico sexual

La mayoría de las víctimas detectadas a nivel mundial, un 59%, son objeto de trata con fines de explotación sexual, aunque este patrón no es uniforme en todas las regiones. La trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual prevalece en las regiones donde se detectan la mayoría de las víctimas: América, Europa y Asia Oriental. En América Central y el Caribe, más niñas son objeto de trata con fines de explotación sexual, mientras que en las otras subregiones del continente es más común la detección de trata de mujeres adultas con estos fines.

Otras formas de trata de personas

Matrimonios forzosos, redes de mendicidad, producción de pornografía o tráfico de órganos son algunas de las formas de trata que se incluyen en el 8% que no incluye la explotación sexual y el trabajo forzoso.

esclavos sexuales

Refugiados: un colectivo especialmente vulnerable a la trata de personas

La situación de millones de refugiados que lo han perdido todo, mujeres solas o con sus hijos en tránsito y con pocos medios para abastecerse, les convierte en las víctimas perfectas para la trata de personas.

Las guerras y los conflictos crean unas condiciones favorables para que los traficantes actúen ante las huidas masivas. Según la UNODC, la presencia de tropas aumenta la demanda de trabajo doméstico y de servicios sexuales. A ello, se suma la falta de instituciones fuertes lo que deja a la población desprotegida en los países en conflicto.

En algunos campos de refugiados, se han confirmado casos de matrimonios forzosos de mujeres y niñas, sometidas a explotación sexual, según el informe. Las poblaciones que han sufrido desplazamientos forzosos son tremendamente vulnerables al tráfico de personas.

Además, los grupos armados de países como la República Centroafricana o Irak aprovechan para reclutar a niños soldado mientras mujeres y niñas son obligadas a casarse o son convertidas en esclavas sexuales.

Noticias como la desaparición de cientos de menores refugiados y migrantes tras cruzar el Mediterráneo y llegar a Europa en 2016, apuntan directamente a estas bandas criminales.

Para evitarlo, ACNUR trabaja en dar alternativas de vida sostenible a refugiados y desplazados que minimicen las posibilidades de caer en redes de trata y sirva para proteger a las víctimas de trata de personas detectadas en países como Libia, donde recientemente varias mujeres han sido reubicadas tras sufrir terribles abusos.

Hola

Estos son mis datos personales

Has seleccionado tarjeta como método de pago. En el siguiente paso introducirás los datos de tu tarjeta.

Has seleccionado PayPal como método de pago. En el siguiente paso introducirás tus datos de pago.

Enviando...
 

Noticias