Eventos

Yusra Mardini, nueva Embajadora de ACNUR

Yusra Mardini, nadadora siria refugiada
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
28/04/2017

La nadadora siria que compitió en el Equipo Olímpico de Refugiados de Río de Janeiro, Yusra Mardini, ha sido nombrada Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR.

Esta joven de 19 años se suma a una larga lista de nombres célebres entre los que aparecen Angelina Jolie, Khaled Hosseini, Cate Blanchet, Kristin Davis, Neil Gaiman y el español Jesús Vázquez.

Yusra Mardini

Yusra Mardini: de nadar para sobrevivir a nadar para competir

Esta nadadora siria se jugó la vida cruzando el Mediterráneo cuando la barca en la que intentaba llegar a Europa pinchó. Entonces, ella y su hermana no dudaron en lanzarse al agua para empujar la barca hasta la costa. Tardarían 3 horas en llegar a la isla de Lesbos empujando a las 18 personas que iban a bordo junto a ellas, a las que les salvarían la vida convirtiéndose en auténticas heroínas para los refugiados.

Sus habilidades como nadadora llevaron a Yusra Mardini del naufragio en el Mediterráneo al Equipo Olímpico de Refugiados. Tras su salto a la fama, Yusra se ha involucrado en dar a conocer la realidad de los refugiados, dando charlas en foros como el de Davos.

Ahora, Yusra adquiere un nuevo rol en un momento en el que más de 65 millones de personas han tenido que huir en todo el mundo.

“No puedo estar más orgullosa de ser parte de la familia de ACNUR y el #EquipoRefugiados. Quiero animar a todos los refugiados a seguir estudiando y no pararse en un punto de sus vidas”.
Yusra Mardini.

“Yusra es una mujer profundamente inspiradora”

El Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, la describe como una mujer inspiradora con una poderosa historia personal. En ella se ven representados la esperanza, los miedos y el increíble potencial de los 10 millones de jóvenes refugiados en el mundo.

Yusra Mardini se ha convertido en un altavoz para todos los desplazados forzosos alrededor del mundo, mientras sigue comprometida con la natación. Su nuevo objetivo será competir en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

“No podemos olvidar los Juegos olímpicos que nos unieron a todos. Realmente espero que en los próximos Juegos Olímpicos haya un Equipo de Refugiados”, sueña la nueva Embajadora.

“Mi esperanza es que a través de su rol como Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR, Yusra siga inspirando a refugiados, recordándonos que todos podemos contribuir a la sociedad con el talento, habilidades y fortalezas del espíritu humano”
Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional.