Emergencias

Isla de Lesbos: Refugiados de camino a Europa

Isla de Lesbos en Grecia junto a la costa de Turquia
Compartir 
Facebook iconTwitter iconCompártelo por email
03 Marzo 2017

Situada en el mar Egeo, la isla de Lesbos es una de las islas griegas más cercanas a la costa de Turquía. Lo que un día fue un paraíso turístico para miles de viajeros, es hoy una vía de escape para los refugiados que huyen hacia Europa.

Desde que estalló la guerra en Siria, las costas de la isla de Lesbos se convertían cada vez más en el escenario de tragedias y naufragios. Pronto, las miles de llegadas de refugiados y el cierre de la ruta de los Balcanes hicieron que, en la isla de Lesbos, refugiados y migrantes empezaran a quedarse cortos de espacio. Hasta sus costas llegaban los cadáveres de quienes perdían la vida entre Grecia y Turquía.

Hoy, miles de personas sobreviven gracias a la implicación de voluntarios de todo el mundo.

Voluntario y refugiado, Mohamed ayuda en un asentamiento de la isla de Lesbos

Voluntarios en Lesbos: Mohamed, refugiado y feliz de poder ayudar

Además de refugiado sirio, Mohamed es electricista y el responsable de haber hecho del asentamiento de Kara Tepe un lugar mejor.

Él y su familia vivían al sur de Damasco cuando empezó la guerra. Al huir hacia Turquía, les dispararon y pasaron varias noches bajo la lluvia. Pero ya no tenían un hogar al que volver, por lo que emprendieron camino hacia la isla de Lesbos, donde decidieron quedarse tras el cierre de la ruta de los Balcanes.

Al ver a los trabajadores de la isla, Mohamed no dudó en preguntar si podía ayudar. Desde entonces, trabaja como voluntario instalando los cables y paneles solares que dan luz a las casas prefabricadas de refugiados sirios en Lesbos.

“No queremos esperar sin hacer nada. Necesitamos trabajar, ser algo en este mundo”

Desde el asentamiento de Kara Tepe, Mohamed y su familia se mudaron a un apartamento en Lesbos, pero él vuelve cada día al asentamiento para ayudar a quienes siguen allí. “Amo estar en Kara Tepe. Puedo hablar con muchas personas, ayudar con el trabajo y aprender”, explica.

Además, Mohamed ha creado un pequeño huerto donde frijoles, calabacines y cebollas le ayudan a pensar en el futuro viendo cómo brotan alimentos en una tierra que solía estar vacía. Su entusiasmo por trabajar hace que quiera quedarse en la isla y encontrar un trabajo. “Ahora ésta es una nueva vida”, asegura.

Sarah Mardini, la hermana de Yusra Mardini refugiada y voluntaria

Voluntarios en Lesbos: Sarah Mardini, la heroína al rescate

Mohamed no es el único refugiado decidido a implicarse. Sarah Mardini, la hermana de la nadadora del Equipo Olímpico de Refugiados, estaba en las Olimpiadas de Brasil cuando recibió un mensaje desde la isla de Lesbos. Refugiados sirios seguían llegando y contaban la hazaña de las dos hermanas como la de dos heroínas.

Ese mensaje fue suficiente para que la nadadora se decidiera: quería volver como voluntaria a Lesbos para ayudar a los refugiados que llegan cada día. Incluso aunque los recuerdos le traigan a la memoria el momento más difícil de su vida.

Refugiados en Lesbos: PIKPA, un campamento para los más vulnerables

Efi Latsaudi llevaba años viviendo en la isla de Lesbos cuando estalló la guerra en Siria. Cuando los refugiados empezaron a llegar hasta las costas, no pudo mirar para otro lado. Junto a otros miembros de la comunidad, decidió convertir un albergue turístico en el nuevo hogar de un grupo muy especial de refugiados. Enfermos, personas con discapacidad, mujeres embarazadas, ancianos o niños no acompañados reciben gracias a PIKPA las atenciones necesarias a quienes Efi ha decidido dedicarse en cuerpo y alma.

Cada minuto, 24 personas tienen que huir para salvar su vida.
 
Cada minuto, 24 personas tienen que huir para salvar su vida.
 
Cada minuto, 24 personas tienen que huir para salvar su vida.
 
Cada minuto, 24 personas tienen que huir para salvar su vida.
 
Cada minuto, 24 personas tienen que huir para salvar su vida.
 
 

Noticias