Un llamamiento a la acción global: ACNUR y la emergencia climática Un llamamiento a la acción global: ACNUR y la emergencia climática
medioambiente

Un llamamiento a la acción global: ACNUR y la emergencia climática

29 de diciembre, 2023

Tiempo de lectura: 3 minutos

Comparte

El cambio climático, acelerado por actividades humanas, da paso a una crisis con consecuencias inmediatas y graves, amenazando tanto al planeta como a las comunidades humanas. Los fenómenos climáticos extremos, sequías prolongadas y otros eventos relacionados con el clima, provocan el desplazamiento forzado de personas.

Ante este contexto, resulta vital marcar la diferencia entre el cambio climático y la crisis climática, ya que el primero describe las transformaciones a largo plazo en los patrones climáticos, mientras que el segundo señala una fase crítica y urgente dentro de este fenómeno.

Desde las crecientes inundaciones en Bangladesh, hasta las sequías prolongadas en Sudán del Sur, la diversidad de desplazamientos forzados por el cambio climático evidencian la necesidad de acciones urgentes a nivel global para abordar esta creciente crisis.

De hecho, es notable que las regiones afectadas por la crisis climática también coinciden con aquellas donde las poblaciones enfrentan una escalada de conflictos armados, violencia y persecución, convirtiéndose en víctimas de ambas realidades.

El impacto de la crisis climática en personas refugiadas y desplazadas internamente

En 2022, más de 20 millones de personas se vieron forzadas a abandonar sus hogares debido a eventos climáticos extremos, según datos de las Naciones Unidas. Esta alarmante cifra subraya la urgencia de abordar el cambio climático como un elemento crítico en el desplazamiento humano.

En palabras del Secretario General de la organización António Guterres: “El cambio climático es hoy uno de los principales impulsores de los desplazamientos forzosos, tanto directamente por su impacto en el medio ambiente -al no permitir que la gente siga viviendo en las zonas donde lo hacía tradicionalmente- como por ser un desencadenante de la pobreza extrema y los conflictos.”

Ante este riesgo, tras la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebró este año en Dubai (COP28), activistas climáticos desplazados a la fuerza por estos eventos extremos han hablado en nombre de millones de refugiados y desplazados internos que sufren de forma desproporcionada las consecuencias del cambio climático.

De hecho, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, se sumó a los llamamientos para una mayor inclusión de los desplazados forzosos tanto en los debates de la COP28 como en los planes nacionales de acción climática, destacando que “la inclusión de los más afectados es vital para nuestros debates y respuestas. Las experiencias y soluciones de las comunidades desplazadas merecen un lugar importante en el debate mundial sobre el clima.”

Tras la Conferencia, la evaluación global reconoció la necesidad de “elaborar políticas y planificación para el desplazamiento y la reubicación planificada”; sin embargo, las complejidades urgentes en la intersección de los cambios ambientales y la migración quedaron sin explorar a nivel de los partidos nacionales.

Ante ello, ACNUR hace un llamamiento a continuar en la defensa de los derechos de aquellos desplazados por el cambio climático, ofreciendo no sólo asistencia humanitaria, sino también exigiendo medidas globales para abordar las causas fundamentales del desplazamiento climático.

Porque más allá de las cifras y los informes, este fenómeno tiene un impacto humano profundo que requiere respuestas efectivas y sostenibles a nivel internacional.

Ayuda a los desplazados climáticos

Blog

Ayuda a los refugiados

  1. ACNUR
  2. Blog
  3. Un llamamiento a la acción global: ACNUR y la emergencia climática